Atracción peligrosa

1
43

Ben Affleck se luce más como director, que como actor, en su segunda realización Hace apenas tres años, ?Desapareció una noche? del actor devenido director Ben Affleck sorprendió a prensa y público internacional. El rol principal lo tenía su hermano menor Casey, bien secundado por Morgan Freeman y Ed Harris entre otros.

La carrera de Ben Affleck como actor no había sido hasta entonces demasiado brillante. Sus inicios, en la primera mitad de la década del ?90, tuvieron al menos el mérito de que fuera dirigido por interesantes directores independientes. Richard Linklater y Kevin Smith, en varias oportunidades, rodaron con él. Pero al entrar al nuevo siglo y cobrar notoriedad con ?Pearl Harbor?, ?La suma de los miedos? y sobre todo con la no estrenada ?Gigli? (un desastre cinematográfico), ganó convicción la sensación de que su fuerte no era la actuación.

Al ver ahora su segundo largometraje como realizador, se comprueba aún más esa dicotomía que además se refuerza con su también acertada y corta carrera como guionista. En efecto, junto a su amigo Matt Damon supieron ganar un Oscar al mejor libro cinematográfico en 1997 con ?En busca del destino?.

?Atracción peligrosa? (?The Town?) hubiese probablemente sido mucho mejor si Ben Affleck se hubiese limitado a dirigirla. Pero al asumir el rol central de Doug McRay, un ladrón de los que según se dice en el film abundan en Charlestown, un barrio popular de Boston, la película pierde parte de su encanto.
El comienzo es trepidante con un robo en un banco en que no se ve el rostro de los asaltantes cubiertos con máscaras. Situaciones similares se repetirán y en una de ellas las máscaras usadas representarán a monjas que ?protagonizarán? una persecución de autos y patrullas policiales de notable dinamismo. Podría afirmarse que mientras no se le ve el rostro al actor, cubierto por una máscara, resulta soportable su interpretación.
Pero cuando Doug decide acercarse a la cajera del primer robo, quien obviamente no lo reconoce ahora sin máscara, empezarán los traspiés actorales. No tanto por el lado de ella, Rebecca Hall, vista como Vicky en uno de los más recientes films de Woody Allen, sino de su contraparte.

Entre los roles secundario se lucen Jon Hamm como agente del FBI y Jeremy Renner, recordado por su papel central en la ganadora al Oscar ?Vivir al límite?.

?Atracción peligrosa? podría haber sido un excelente film. Las limitaciones actorales antes citadas y escenas algo trilladas le restan algo de mérito, conformando sin embargo un producto entretenido y con buen ritmo.
Publicado en Leedor el 27-10-2010