Alejandro Argüelles

0
7

Paisajes trasladados al papel y la tela desde la fotografía.
Coppa Oliver Arte
Talcahuano 1287 – A – Buenos Aires.
Hasta el 19 de octubre de 2010.

Nuevos espacios.

El fin del aura que rodeaba a la obra de arte concebida como única hasta el nacimiento de la fotografía, produjo con su reconocimiento de primer medio revolucionario de reproducción, una alteración en la concepción del arte en su totalidad. Ya no era necesario recurrir al lugar de origen y residencia de una obra para contemplarla porque existían las copias que podían llegar a cualquier lugar del mundo.

No parece tratarse del caso de Alejandro Argüelles en esta exposición, donde partiendo de sus fotografías de paisajes o partes de ellas las traslada al papel o a la tela por medios técnicos, proponiendo modificar o transformar las vistas. Este proceso culmina con el agregado de elementos pictóricos que pueden observarse sólo por aproximación a las vistas, con el propósito entendemos de mejorarlas, o quizás también de complementarlas.

Admitiendo esta intervención, nos encontraríamos inmersos en tiempos de aceptación de servomecanismos o de sistemas de automatización, donde el arte es propuesto como proveniente de la máquina. Se trataría en todo caso de aceptar su intervención por sus características funcionales y sus dispositivos minuciosos o regulares para resaltar u otorgar a la obra de arte una nueva dimensión.

Los resultados obtenidos por el artista son sorprendentes teniendo presente que los elementos plásticos han sido utilizados con mezquindad de simple terminación. Sin embargo los efectos visuales logrados de su combinación impresionan al culminar el proceso en paisajes fantasmagóricos donde la luz pareciera filtrarse por entre las hojas o crear reflejos nuevos sobre las aguas.

Se trata de nuevas búsquedas en la presentación de las vistas: más acabadas, intervenidas de acuerdo a la imaginación creativa del artista, glorificando los negros, los blancos y los grises que participan en la incorporación de nuevas técnicas y elementos en el camino que conduce al pretendido objetivo de perfección en el arte.

Publicado en Leedor el 28-09-2010