Picco

0
8

Por su violencia explícita, una de las películas más polémicas del Festival.
Una de las películas más polémicas del Festival, debido a la violencia explícita que desborda la pantalla. Ya en Cannes el director tuvo problemas por este mismo motivo.

Picco, basada en una historia real, nos muestra la vida de un grupo de adolescentes que comparten una celda en prisión. La convivencia será la ley del gallinero, donde el más gallo es quien logra por medio de la violencia verbal, psicológica y física hacer insoportable la ya abrumadora condena del resto.

La violencia va en aumento hasta niveles insoportables, haciendo que el espectador quede paralizado, sin capacidad de reflexión. Si la idea de Philip Koch era realizar una crítica a una realidad, fracasa absolutamente: el golpe efectista de mostrar violaciones y golpes y matanzas anula cualquier tipo de análisis.

Uno de los mejores momentos es la escena donde en medio de la noche se escuchan gritos que no paran; en la celda la desesperación de querer saber qué sucede afuera y la impotencia del encierro están manejadas de manera magistral, con una cámara cerrada sobre la ventana que indica un fuera de campo inalcanzable tanto para el personaje como para el espectador?pero inmediatamente Koch muestra la pared ensangrentada donde uno de los presos ha sido brutalmente asesinado por sus compañeros y donde todos para exculparse, alegan ?suicidio?.

Y allí, en esa explicitación innecesaria de lo terrible, es que, precisamente, desaparece lo terrible y aparece el morbo. Donde lo inenarrable aparece en imágenes tan brutales, el film pierde su fuerza.

Publicado en Leedor el 22-09-2010