La verdad fugaz

0
7

Lo que se nos presenta como palpable, ¿es la verdad?Pareciera tratarse simplemente de la vida misma. Lo que cambia es cómo podemos pensarla y en qué momento de nuestra vida la pensamos. Por lo general las obras de teatro hacen hincapié en alguna sensación, vivencia, creencia o pregunta que tengamos sobre el existir. Nos hablan de un tema de una forma particular. En este caso, el cuestionamiento (según mi vivencia) ronda sobre qué es la verdad y qué nos sucede frente a la ausencia de ella, o por lo contrario, frente a la sensación inminente de asumirla para poder seguir adelante nuestro camino. ¿Es solamente lo que creemos, es lo que se nos presenta como palpable, es lo real? ¿La verdad es lo que yo digo que es verdad o es la esencia de lo que las cosas son y de lo que somos nosotros?

¿En qué parte se pone en juego la sinceridad? ¿Ser sincero es decir la verdad o decir lo que pienso sobre ella? ¿Qué tan importante es la verdad es nuestras vidas que se lleva gran parte de nuestra atención?

El elenco de La Verdad Fugaz se encarga de contarnos esta historia con momentos de humor muy bien logrados, con momentos de pausa que nos hacen reflexionar y con otros momentos que nos entristecen por sentirnos en algún punto identificados con esas sensaciones y preguntas. Estos climas no podrían lograrse si no contasen con muy buenas actuaciones que tienen la flexibilidad necesaria como para sostenerlo. Un ?condimento? extra que hace dinámica e interesante a la obra es que, si bien la calidad de actuación es pareja, la forma de expresarla es distinta en cada actor. Independientemente de las escuelas de las que proceden, me refiero a que cada actor aporta una característica que hace que su personaje sea único dentro de esta obra, y sea un complemento interesante de su partener.

El espacio en donde se desarrolla es un bar, y detrás un decorado que nos ubica en una gran ciudad de construcciones edilicias. Este espacio, gracias al diseño de luces se fragmenta y funciona como separador de escenas que transcurren en ese mismo lugar. Una luz que atraviesa el decorado nos proyecta en la pared imágenes que se relacionan con los temas tratados en ese momento, ubicándonos a nosotros espectadores en el desarrollo de la obra. Cinco son los personajes que se entrecruzan en este bar, cada uno con su historia personal muy particular. Duelos, encuentros y desencuentros se suceden en la obra. La búsqueda de un sentido, tal vez la búsqueda de una verdad, aunque sea, fugaz.

Este espectáculo cuenta con el apoyo de PROTEATRO y BAAL,
y lla colaboración de Bailaras! Estudio de Danzas, KCH | Karamanian [+] Chiossone Fotografia y ZKYSKY diseño.

Publicado en Leedor el 29-08-2010