Juchitán de las mujeres

1
17

Graciela Itúrbide fotografía un mundo de mujeres en el istmo de Tehuantepec. Editó RM.

Juchitán de las Mujeres. 1979-1989
Graciela Iturbide
Editorial RM
Pasta dura
96 Páginas
120 Fotografías
21.7 x 37 cm
Olivier Andreotti (Toluca Èditions)
Edición español
Distribuye en Argentina: Cúspide.

Las mujeres zapotecas de la ciudad de Juchitán, son famosas por el fuerte matriarcado que sobrellevan en sus comunidades. Este libro reúne 120 fotografías, en blanco y negro, de distintos formatos, donde las protagonistas son modelos retratados desde su presencia particular, sencilla pero abisal, cotidiana pero con siglos y siglos de símbolos y significados.

Juchitán es una ciudad oaxaqueña donde se habla el idioma Zapoteco, de raíz precolombina, el mercado es de por sí el principal ordenador social y hay una vuelta de tuerca al tema del género con la presencia de los muxes, hombres travestidos que realizan roles femeninos, de existencia ancestral.

La fotógrafa Graciela Itúrbide (Mëxico 1942) nos ofrece este libro de retratos, donde los trajes, los cuerpos, las iguanas y los grupos de mujeres son mostrados con una simpleza sórdida.

Quizás esta colección de fotos forme parte de las imágenes que han aportado a su consagración internacional como artista. Lo cierto es que las texturas de lo orgánico (especialmente piel, cabellos y cuero de iguana), el vuelo de los vestidos y el tono de esos muros inquieta y nos hace viajar por una cultura latinoamericana donde lo sincrético ya es anecdótico, y cierta violencia se instala, implacable.

Elena Poniatowska aporta un texto vitalista, entre la ficción y la crónica antropológica, con una escritura fluida que demuestra su conocimiento del México profundo en el que reside desde pequeña.

Y Mario Bellatin, lo dejamos para el final porque allí lo pusieron, luego de recorrer ese mundo de fotos, cierra con Un cierto Juchitán para Graciela Itúrbide, donde nuestra fotógrafa toma fotos con una cámara sin ruido, como en un sueño (o por debajo de él). Es la segunda vez que a nuestras manos cae una combinación Bellatín/Itúrbide (la primera fue con El baño de Frida), y en este caso, el escritor con la mano de garfio se pone a epilogarnos la mirada, dejándonos ideales para volver a comenzar el libro. Y así sucesivamente.

Juchitán de las mujeres: una vez más, Itúrbide, (inocente, pequeñita) dispara. Y a nosotros nos llega.

Publicado en Leedor el 31-7-2010