En el nombre de Noé

1
13

Que una sociedad tenga dos Noé como referentes culturales es un regalo del cielo ante tanta tormenta.La Universidad de Quilmes acaba de sacar un libro raro, que permite jugar con los nombres y las buenas artes de dos personalidades claves de la intelectualidad: el crítico literario, poeta, autor de ficción, docente, Noé Jitrik, y el artista universal, paradigma del arte argentino de los 60 para aquí, escritor, librepensador, querido por todas las generaciones, Luis Felipe Noé.

Jitrik escribe, sobre los avatares de su nombre (nunca mejor dicho tener un avatar, un santo y seña), y Luis Felipe ilustra. Dibujos fuertes, de trazo lleno, pesado, corpóreo, creando figuras, en la tradición de la ilustración.

Allí parecen Adán y Eva, el viejo Noé, los animales, las tormentas, los planisferios, Dios, los dinosaurios que se quedaron afuera, todos salidos de la pluma de nuestro pintor.

También contamos con algunas fotos de otra artista, Magdalena Jitrik, quien se ve que conoce los objetos que retrata, pertenecientes al mundo de los libros (por lo menos cercanos en los estantes), como si fuera clarísimo que Noé Jitrik es un Noé que salvaría libros, como modo particular de ser de algunos animales.

Este libro profuso en imágenes que se navega entre palabras y páginas, es un don del cielo ante tanta tormenta. En Argentina, acostumbradísimos a inundarnos, a zozobrar, a esperar que escampe, Dios no nos dió la suerte de tener un Noé, ¡¡¡nos dió dos!!!

Agradecemos particularmente a Deborah Lapidus y la UNQ el envío de este libro. A nivel personal me permite guardar en mi biblioteca y en un solo soporte, dos líneas de mi propia historia: las letras y las artes plásticas, a través de un nombre imborrable, tres letras, patrimonio de nuestra cultura y de nuestras historias.

Publicado en Leedor el 19-07-2010

Compartir
Artículo anteriorKula Shaker
Artículo siguienteDos convocatorias