Para vestir santos

0
9

Un Daulte politicamente correcto en el nuevo unitario del 13.Antes de saber que Para vestir santos salía de la pluma de Javier Daulte, (Nunca estuviste tan adorable; Caperucita, un espectáculo feroz), realmente me sorprendió la idea de que se ponga en escena una situación tan ridícula y a la vez tan vital como la del hombre recien operado de la cabeza que llega a la casa de la que se da cuenta que es la mujer que ama, con un bebé recien nacido y sin que nadie le diga que su eposa, recien parturienta, se suicidó en el hospital.

Digo ridícula porque en la apariencia televisiva las situaciones suelen ser un poco más ordenadas, y digo vital porque la vida a veces aparece a borbotones, y aquello que hay que resolver rapidamente sabiendo que tal vez, puede ser un error, es todo un descalabro.

La verdad que Tratame bien , la historia de las idas y venidas de un matrimonio de años, había sido un verdadero festival de Julio Chaves, sabiendo que no hay muchas oportunidades de tenerlo en una serie de tv. Y el reemplazo que viene a hacer esta nueva historia del 13 sobre la soltería femenina como problema, la alinea voluntariamente dentro del grupo de esa TV quality , un tipo de televisión de la que cada vez hay menos, en inferioridad de condiciones frente a un status quo abrumado por la TV vulgarity (ver la nota de Ricardo Fort, sino)

¿Qué me interesa de Para vestir santos? La serie está bien. Tiene muchos recursos visuales y de construcción del relato que le dan una calidad dentro de lo esperable, los flashbacks a la infancia y el juego de edición con ciertos momentos del presente como el juego de la escondida viendo a los chicos del pasado jugar en la misma casa que viven, los recuerdos de la madre, castradora, el uso de las voces en off de las hermanas, se entrecruzan sobre las escenas y le da una cierta conexión temporal entre lo pasado y la mirada sobre ese pasado. (La escenografía refuerza mucho el arraigo a esa época de 20 o 30 años atrás).

Después, tiene todos los mecanismos argumentales que, dentro de lo políticamente correcto, requiere una ficción hoy: el amor fraternal, la familia disfuncional, el amor verdadero y el amor interesado, la venganza, la fidelidad, el sexo y el amor, la homosexualidad. En Daulte, por otra parte, el lugar de la Madre como un tópico fundamental.

Para vestir Santos va los miercoles por la noche, tuvo sus picos de ratings y ahora, más estable, instalada como la ficción seria de Pol-Ka y canal 13, de la que se pueden seguir algunos avatares por la pagina institucional. Habrá que ver cómo evoluciona.

Como todo.

Publicado en Leedor el 9-07-2010