ArteBA2010: Barrio joven

0
8

Visitamos el proyecto Donde se juntan las aguas (San Carlos de Bariloche) y estuvimos charlando con las artistas.Donde se juntan las aguas (stand BJ11) es un proyecto de autogestión coordinado por las artistas Lorraine Green y Mercedes Schamber, y reúne a otras artistas como Catalina Galdón, Nadia Guthmann, María Elena Machuca, Ingrid Roddick y Ruth Viegener. El proyecto se formó en 2006 con el fin de promover la proyección de artistas emergentes y de generar un espacio alternativo de producción, difusión y experimentación para artistas visuales. Se proponen además funcionar como nexo entre artistas, galerías y espacios de arte, participando y generando actividades convencionales y no convencionales de formación, difusión y exhibición.

Tras haber sido seleccionadas para participar del Barrio Joven en la 19° edición de ArteBA, la curadora independiente Margarita Vidal se acercó al grupo con la intención de colaborar y escribió el texto que las presenta en el catálogo.
En esta oportunidad, la obra que presentan tiene el objetivo de tender puentes que acerquen la producción artística contemporánea patagónica a las miradas de los coleccionistas y gestores que participan de la feria.

El grupo está compuesto íntegramente por mujeres, pero sin embargo no se plantean como feministas o hacedoras de arte de género. Vidal cita en el catálogo al pensamiento de Shitao, un gran paisajista chino del siglo XVII: ?Pintar es el resultado de la receptividad de la tinta; la tinta se abre al pincel; el pincel se abre a la mano; la mano se abre al corazón?.

La obra de Catalina Galdón tiene dos etapas definidas. La primera, en la que exploró diferentes técnicas y soportes, y la temática se hallaba centrada mayormente en su historia personal. La segunda, la serie de dibujos en la que está trabajando actualmente, surge de una sensación de aridez y sequía? en ese contexto surgieron las semillas que encierran un silencio y enigma que conmueven a la artista.

El trabajo de Lorraine Green se encuentra atravesado por la idea de que la naturaleza sea parte de la obra. Green realiza sus dibujos en parte como trabajo de campo, y en parte como de gabinete. En su obra se percibe la visión romántica del paisaje, muy característica de los artistas ingleses, y los trabajos de registro más orientados a lo documental. La artista reúne en su obra la visión poética de los pintores románticos con los métodos de registro temporal, geográfico y topográfico.

Nadia Guthmann se halla trabajando una serie en cual confluyen conceptos biológicos y escultóricos. El tejido metálico que trabaja para realizar sus esculturas llama poderosamente la atención. Ciertos animales funcionan como arquetipos reconocidos en nuestra cultura, a los que la artista suma simbolismos personales. En sus animales se confrontan lo civilizado con lo salvaje del cuerpo y del espíritu humano.

La obra de Mercedes Schamber intenta sintetizar la abundancia natural explícita e implícita, y conjuga un pasado luminoso en Posadas, su ciudad natal, con el frío sureño. Construye sus figuras recortando el contorno, recorriendo la silueta con una misma línea generando una micro trama. Entonces la figura se convierte en el vacío, en el recuerdo.

Los recuerdos de la infancia de María Elena Machuca forman parte del imaginario que trabaja la artista. La naturaleza y las ilustraciones de libros, fábulas y cuentos constituyeron su primer acercamiento al mundo del arte y quedaron grabados en su memoria.

Los mapas tienen una presencia muy fuerte en la obra de Ingrid Roddick y a través de ellos construye su lenguaje plástico. Su familia ha viajado mucho y bastaba que alguien relatara un viaje para que se buscara el globo terráqueo, un atlas o enciclopedia. Mapas, fotos, dibujos y notas de distintos lugares del mundo influyeron tempranamente en su producción artística y este lenguaje se mantiene vigente en su exploración plástica.