Fortalezas: entrevista

2
7

Esta pelicula argentina que se estrena mañana va por el camino de la emoción: entrevistamos a uno de sus directores.

Un viaje hacia todo aquello que evitamos conocer

Como Resistiré, aquella canción con que finaliza Átame(1989) de Almodóvar es la elección diaria a la cual se aferran, este grupo de personas que viven encerradas en distintas instituciones de reclusión, por diferentes estigmas, ya sean: la vejez, la locura, la enfermedad o algún delito. La valentía de resistir aún en las condiciones más extremas es la marca que define a ?Fortalezas?. Pero ese resistir no aparece anclado a resistirse a la realidad que los rodea. Sino a buscar la alegría en cada instante de su cotidianeidad, ya sea a través de la práctica de la pasión que siente cada uno, o de su relación con sus compañeros.

Siempre, desde un sentimiento de aceptación, ligado al espíritu que los conecta a la vida. Otro tipo de valentía también se hace presente en sus dos jóvenes directores, que asumen el valor y la voluntad de contar estas historias. Un film que sin lugar a dudas ingresa al espectador por el camino de la emoción.

Entrevista a Tomás Lipgot

¿Cómo fue que surgió el deseo de realizar este proyecto y por ende la elección de una temática poco frecuente?

En un principio era un proyecto mío, que se iba a llamar ?Arte al margen? y que buscaba rescatar experiencias artísticas en lugares de reclusión. Luego lo invité a co-dirigir a Christoph y, cuando empezamos a ingresar a esos lugares, empezaron a surgir líneas narrativas e intereses que no eran meramente artísticos. Además, me di cuenta, que la idea de filmar experiencias artísticas en lugares de confinamiento era una forma de amortiguar, el impacto que me producían esos lugares.

¿Quién o quienes son Los-Ave, que aparece en la dedicatoria inicial?

Es privado, es un mensaje para la persona que tiene que leerlo.

¿Hubo una planificación estética previa?

Si, muchas. Por ejemplo: Como por ejemplo usar trípode (el único lugar donde se utiliza) en el geriátrico y encuadrar dejando un vacío arriba del encuadre. O no filmar las sillas de ruedas de los internos.

También en el Sommer se pensó -y costó mucho- como filmar a los enfermos de lepra. Porque si enfocábamos sus cuerpos ajados su discurso iba a perder valor porque la mirada se dirige compulsivamente allí. Pero no mostrarlos era también hacerle el juego al fantasma de la lepra. Por eso decidimos mesurar ese asunto y utilizar a los chicos del colegio como intermediarios.

¿Cuando decidieron que el film se llamase Fortalezas?

El tema del nombre fue complicado, se definió a último momento cuando había que mandar la película a un festival. El nombre se le ocurrió a Christoph y a mi no me convencía hasta que quedó por ser el mejor entre todas las opciones que había. Hoy en día, pasado un largo tiempo de la toma de esa decisión, me parece acertadísimo que la película se llame ?Fortalezas?.

¿Cómo realizaron la selección de las instituciones y los personajes?

La idea era crear un solo lugar de encierro, que los lugares no funcionaran como compartimientos estancos. Y para eso tenían que ser muchos. En un principio eran tres pero luego se agrego el Sommer -que tiene un tratamiento distinto- conformando cuatro espacios, un número muy formal que le sirvió mucho al relato.
¿De que manera ingresaron a sus vidas y, como fue evolucionando la relación tanto con los personajes, como con las instituciones a las que pertenecen?

Los lugares ingresaron sin anestesia. Por un tiempo, luego de concluido el rodaje, no pude volver a esos lugares, tampoco tenia porque hacerlo.

En cambio, los personajes, la mayoría de ellos, ingresaron para siempre en mi corazón

¿Cual fue el criterio que utilizaron para seleccionar el colegio secundario en Banfield, sus alumnos y cuales fueron las reacciones que experimentaron éstos, al introducirlos en esa experiencia de visitar el Hospital Baldomero Sommer?

Los chicos son muy especiales, los elegimos porque ya tenían experiencia en visitar cárceles y lugares de difícil acceso. En cuanto a las reacciones de ellos, creo sus rostros en la película- miedosos, asombrados, expectantes, solidarizados- son elocuentes.

¿Cómo definirían el género y por qué?

Técnicamente es un documental pero también hemos utilizado leyes de la ficción así que prefiero llamarlo película o audiovisual.

¿Cuál fue el impacto que sufrieron los personajes al tomar conciencia de que con ellos iba a realizarse un film?

En la mayoría el impacto fue positivo. Hubo algunos más resistentes pero después de mucho trabajo previo de investigación, y de ir a los lugares sin la cámara durante varios meses, esas resistencias cedieron.

¿Me interesa saber cómo manejaron sus propios miedos y si podrían definir qué ocurrió en ustedes a lo largo de más de cuatro años, que llevó su producción?

Lo manejé como pude. Donde el miedo indicaba que había que ir, hacia allí iba. Es un sendero riesgoso pero hoy, visto en perspectiva, haber superado y transcendido esos miedos fue liberador.

¿De que carácter es la intención, que remite a la percepción y posterior reflexión del espectador, dada la movilización, que generan estos temas?

Se buscó en un principio un impacto emocional, que la película pegue por ese lado (sin caer en la sensiblería o en el golpe de efecto) La reflexión y la ideación vienen después. Las películas que producen solo reflexiones a mi no me gustan, las encuentro vacías, mentales. Creo que, luego de algunas proyecciones, la película efectivamente ingresa por el lado de la emoción.

¿El apoyo económico que recibieron del INCAA y de la Universidad del Cine fue suficiente para los costos de la producción?

Como productor, considero esos apoyos fueron fundamentales pero, debido al largo tiempo de producción de la película, hubo que conseguir aportes extras para poder finalizar la película.

¿Qué supuestos tienen sobre su trabajo y la valoración del mismo por parte de la crítica?

Las primeras críticas fueron muy favorables y lo mismo ocurrió con los espectadores. Yo tengo una buena auto-valoración. Me ponen contento las críticas favorables, pero cuento con la tranquilidad, de que me gusta lo que hago.

Considerando sus trabajos anteriores ¿Hay alguna constante en sus filmografías, que apunte a una búsqueda en particular?

El eje temático de casi todos mis trabajos es el encierro, así que efectivamente hay una constante clara.

¿Que relación existe entre la persona de Moacir de Fortalezas y el nuevo nombre de tu cuarto film en coproducción con Brasil?

Si, es un documental exclusivamente sobre él. Moacir- por medios propios- se externó del Borda. Consiguió una pensión habitacional y se alquila una pensión en el barrio de Constitución. La idea del guión es grabar un disco con temas propios (tiene doce temas que registro en Sadaic en el 84 cuando vino a la Argentina) junto al reconocido músico Sergio Pángaro. El rodaje comienza en Agosto.

Publicado en Leedor el 28-04-2010