BAFICI: Sweetgrass

0
10

Más conocida entre los colegas como ?la de las ovejas?, ?Swetgrass? es algo más que un documental y una de las propuestas interesantes de Cine del Futuro Desde la primera toma, en que una oveja, que está comiendo pasto, de golpe y en forma sorpresiva mira fijamente hacia la cámara como si quisiera expresarnos algo, se comprende que ?Sweetgrass? aspira a no ser apenas un documental sobre la aburrida vida de estos animales.

Filmada hace algunos años en Montana, nos muestra una larga travesía de unos 300 kilómetros enriquecida por los hermosos paisajes que recorren vaqueros y sus acompañantes del reino animal.

Es notable cómo estos ?cowboys? decadentes se comunican oralmente con sus perros, caballos e incluso con las propias ovejas. Uno de ellos, ante una pregunta de un compañero, afirma que le resulta difícil ser aceptado por su perro ?desde el momento que él le cae mal a la gente?. Y sin embargo esa relación de convivencia entre animal y amo es la que hace más fácil la supervivencia y la vida de estos hombres rudos y solitarios.

Pero hay una escena posterior que muestra que pese a sus limitaciones, ellos poseen en sus expresiones cierto humor. Es cuando vemos a uno de estos ?arrieros? hablando por celular con su madre, quejándose del paisaje (imponentes montañas) y diciéndole que está cansado de esta vida (?fucking sick of this shit?) para descargarse luego con una parafernalia de vocablos (?cocksuckers?, bullshit?, ?fucking dogs? y varios más). Al terminar la comunicación telefónica mira a un colega y con mucha picardía le dice textualmente ?que le encanta atormentar a su madre cada tanto con este tipo de expresiones?.

Hay además muchas escenas no exentas de dramatismo, como la de ataques nocturnos de osos y lobos. Otras son de gran impacto visual como la travesía de las ovejas por la calle principal de un pueblo o tomas aéreas de centenares de siluetas blancas en el fondo montañoso.

?Sweetgrass? sorprenderá a más de un espectador y le permitirá comprobar que ?la de las ovejas? no se limita a éstas, sino a su convivencia con personajes, que pese a su rusticidad no carecen de cierto interés sociológico. No nos sorprendería que el film se lleve algún premio o mención.

Publicado en Leedor el 15-04-2010