BAFICI: Putty Hill

0
8

Juego de cajas chinas en este film norteamericano en competencia. Un joven muere de sobredosis y sus amigos y familiares se reúnen en la ciudad de Baltimore a presentar sus respetos. Poterfield tiene una mirada que no juzga el modo de vida under de este grupo de personas: drogadictos, skaters, artistas de graffitis, tatuadores y tatuados?

Putty Hill está construido como si fuese un documental, registrando las respuestas que estos seres tienen frente a preguntas de una voz off. El cruce entre ficción y documental es ingenioso: el film transcurre como uno narrativo, siguiendo a un personaje desarrollar acciones, hasta que aparece de la nada y sin relación de continuidad respecto de lo que la cámara nos venía mostrando, esta voz off que los interroga. Aún más, lo que resulta atractivo es el hecho de que lo que se está documentando no es sólo este suceso trágico sino el modo de vida de la ciudad. De alguna manera, el gran personaje, la gran construcción es la propia ciudad.

También cabe destacar el momento mismo del funeral de Cory, aquello por lo que todos se reúnen, ya que aparece como una gran puesta en escena, con karaoke y baile incluido, una representación dentro de la representación dentro de la representación… como si el film fuese un juego de cajas chinas.

Publicado en Leedor el 13-04-2010