Corbatas con historia

0
8

Singular exposición de ?Nodi Italiani?, en el Museo Nacional de Arte Decorativo de Buenos Aires.Museo Nacional de Arte Decorativo
Av. Del Libertador 1902. Buenos Aires
Marzo/abril 2010.

Singular exposición la de los ?NODI ITALIANI? que la Associazioni Culturale Colosseum presenta en Buenos Aires, tratando de repetir el éxito de otra anterior de vestimenta que en el 2006 se ocupó del zapato italiano con el título El Arte que camina.

Elegante presentación de un elemento del vestuario destinado a los apuestos de todos los tiempos, ya que además tiene su historia por su trayectoria en el arte del buen vestir y por su aceptación universal.

Resulta acertado asimismo su presentación junto a otros elementos de la vestimenta de todos los tiempos como sacos o chaquetas, que nos permite descubrir que la corbata más que una prenda complementaria tiene su propia existencia y personalidad.

Lo demuestran las fotografías de los elegantes de todos los tiempos que muy apropiadamente fueran colocadas en la exposición, donde la corbata sostiene y acentúa las características propias de los usuarios famosos entre otros de Giacomo Puccini , Guglielmo Marconi, Salvador Dalí, Arturo Toscanini,Luchino Visconti, los hermanos Marx con su humor inolvidable, Paul Newman, el Duque de Windsor, el Príncipe Guillermo todos ellos luciendo lazos o corbatas.

Pero no sólo los hombres portaron sus corbatas sino también algunas damas que se atrevieron a usarlas como Marlene Dietrich quien además vistió traje sastre. El resultado fue deslumbrante, de acuerdo con la fotografía mostrada en un panel, ya que contrariamente a lo que se podría pensarse, acentúa su atracción femenina.

En los inicios de la exposición observamos un chaleco de seda en tonalidades del gris, con capa Louis XIV (1690), en seda azul con flores de lis bordadas en oro y con bordes de piel. Un jabot con puntillas, todo en blanco, lo engalanan.

Entre 1720 y 1880 los lazos van variando en sus diversos tamaños anudados o suspendidos del cuello.

Carteles didácticos colocados estratégicamente nos van revelando a partir de dibujos los distintos nudos de corbatas adoptados a través del tiempo. Así nos enteramos que el nudo se fue adaptando desde las formas más simples a las más complicadas, pero todos ellos tienen conexión con el momento histórico y la cultura de su época.

También tomamos conocimiento de que a fines de los ?90 dos investigadores de la Universidad de Cambridge demostraron mediante modelos matemáticos que una corbata convencional admite 85 nudos posibles.

Al margen de los debates de la ciencia y de la técnica, desde el punto de vista de la estética tomamos noción de la importancia de la corbata en distintas sociedades lo que nos permite valorarlas como formando parte de la evolución cultural del hombre.

Además nos enteramos que en ciertas culturas el nudo representaba la unión, el matrimonio, la fertilidad y por lo tanto la vida misma.

De los tiempos modernos son dos vitrinas con corbatas de disenadores famosos entre 1950 y 1990, tales como en la primera de Gianni Versace, Valentino, Moschino, Lanvin o Angelo Litrico que llamaron nuestra atención. En ellas se presentan estampados de desarrollo vertical u horizontal; manos sobre seda gris encolumnadas y enfrentadas pero dos de ellas estrechándose en un gesto de amistad; otras con dibujos florales.

En la segunda destacamos corbatas de Fendi, Yves Saint Laurent, Chanel, Givenchy o Christian Dior en un duelo de dibujos y color, que aún hoy invitan a comprarlas, pero no se venden ya que se trata de corbatas con historia.

Es mucho más lo exhibido para comentar pero los invitamos muy especialmente a verlo personalmente, ya que se trata de una exposición diferente de una temática poco frecuente como es la vestidura del hombre.

Publicado en Leedor el 19-03-2010