Un amor cayó del cielo

0
5

Sello editor y galería de arte itinerante en un proyecto de gestión de Verónica García y Lucila Bodelón.Arte, mercado y posmodernidad

La pluralidad pareciera ser el rasgo característico del mundo actual. La sociedad posmoderna se muestra como el escenario ideal en el cual todo individuo tendría la posibilidad de ser legitimador y voz de su propio tiempo posicionando artistas y expresiones.

El nuevo paradigma presentaría a la opinión pública como el organismo de poder propio de la contemporaneidad.

Esta supuesta democratización de la opinión no es más que una ?falsa pluralidad? que no hace otra cosa que extrapolar opiniones generando resistencia en quienes tienen el verdadero poder de legitimación cultural.

La presente situación ha llevado a Beatriz Sarlo a preguntarse en el texto Escenas de la vida posmoderna: ¿hay que resignarse al carácter restringido de la cultura ?culta?? ¿hay un lugar para el arte en la vida o arte y vida se excluyen por principio sociológico y estético?

Como consecuencia de esta realidad nuevos agentes culturales operan paralelamente al mercado de arte actual intentando dar lugar a nuevos artistas. Este es el caso de Un amor cayó del cielo, feria de arte itinerante en pequeño formato.

Un amor cayó del cielo

Un amor cayó del cielo está conformado por un sello editor independiente, una galería itinerante y otros eventos coordinado por Verónica García y Lucila Bodelón.

La historia de Un amor cayó del cielo comenzó a mediados del 2006, cuando Verónica García y Lucía Bodelón conformaron una sociedad con la intención de trabajar juntas y desarrollar proyectos relacionados a las artes visuales.

A fin del año 2007 editaron un libro (una colección de 5 tomos sobre la fotografía familiar en la Argentina) que fue el comienzo del sello editor. La premisa del sello sería la edición de libros de autor de tiradas reducidas.

Luego comenzaron con las Ferias de arte itinerantes en las cuales se gestionaría y comercializaría obras de arte. Las primeras ferias se realizaron en casas particulares de amigos, arquitectos y coleccionistas mediante una convocatoria privada. Desde el año 2008 las ferias recorren distintos espacios abiertos al público difundiendo y comercializando obras de arte.

En las distintas ediciones se pueden adquirir ilustraciones, pinturas, objetos, libros de autor, fotografías, serigrafías y discos de artistas contemporáneos a precios accesibles. El grupo de artistas que acompaña cada edición se va conformando a través de la búsqueda de Verónica García y Lucía Bodelón y está en constante crecimiento ya que en cada feria cuentan con nuevos participantes.
El propósito de las creadoras de Un amor cayó del cielo es acercar el arte a las manos de las personas y comunicar la importancia y el valor de tener una obra original. A su vez buscan dar espacio a artistas que vienen desarrollando su obra hace algunos pocos años y que operan en la periferia del mercado.

De esta manera, el beneficio de la propuesta es doble ya que por un lado dan la posibilidad de tener exposición a artistas emergentes y por otro interesan a nuevos actores en el coleccionismo de obra.

http://unamorcayodelcielo.blogspot.com/

Publicado en Leedor el 24-02-2010