Eric Rohmer

1
8

A punto de cumplir noventa años, el cine pierde a uno de sus más grandes creadores. Apenas la mitad de sus películas se estrenaron en Argentina.
Pese a pertenecer a la misma escuela (Nouvelle Vague) que Chabrol, Godard, Rivette y Varda hay algo personal en el cine de Eric Rohmer, que lo diferencia netamente de sus colegas.

A lo largo de 50 años y con unos 25 largometrajes, Rohmer deleitó a un público ávido de un cine elaborado e inteligente, donde predominaba un discurso intimista y sutil muy a menudo enfocado en el espíritu de la mujer.

Prueba de ello fue su serie de Seis Cuentos Morales, que dirigió durante un decenio (1962-1972). Con títulos inolvidables como ?La coleccionista?, ?Mi noche con Maud?, ?La rodilla de Claire?, ?El amor a la hora de la siesta? y otros no estrenados (?La boulangère de Monceau?, ?La carrière de Suzanne?), tienen en común la referencia casi invariable a un personaje femenino. Por otra parte, la mayoría de sus películas participan de lo que fue una característica de casi toda su filmografía, al apelar a menudo a actores no profesionales.

La excepción fue la que quizás sea su obra cumbre: ?Mi noche con Maud? (?Ma nuit chez Maud? de 1968, con un dúo de actores consagrados: Jean-Louis Trintignant y Francoise Fabian.

El debut de Rohmer en el largometraje se produjo en 1959 con ?Le Signe du Lion?, obra atípica que no fue estrenada, pero que se presentaba a menudo en los ciclos de cine francés de la Alianza Francesa. Aun hoy recordamos al personaje central que pasa de ser millonario a un vagabundo (?clochard?) a orillas del Sena.

En 1975 dirigió uno de sus mayores éxitos comerciales: ?La marquesa de O?, adelantándose en más de 10 años a Wim Wenders, al incluir en el reparto a Bruno Ganz y Otto Sander, dupla que se haría más tarde famosa con ?Las alas del deseo? y ?Tan lejos, tan cerca?.

La década del ?80 fue una de las más prolíficas con una nueva serie que bautizó como Comedias y Proverbios y de la cual sólo se estrenaron dos títulos en Argentina: ?La mujer del aviador? y ?El rayo verde?. De esta época rescatamos dos film inéditos excelentes: ?Pauline en la playa? y sobre todo ?Las noches de la luna llena? (?Les nuits de la pleine lune?) con una actriz estupenda, Pascale Ogier (hija de Bulle), que murió trágicamente de un infarto poco después de finalizada la filmación.

La década del ?90 prácticamente coincide con la tercera serie de películas, conocida como Cuentos de las cuatro estaciones. Las dos primeras (?Cuento de primavera? y ?Cuento de invierno?) restan inéditas, no así las otras dos ?Cuentos de verano? y ?Cuentos de otoño? que se estrenaron en nuestro país con apenas cuatro meses de diferencia hacia fines de la década pasada.

Durante la década actual, el célebre realizador dirigió aun tres títulos más, de los cuales sólo el último (?Los amores Astrée y de Céladon) no fue estrenado aunque fue visto en el último BAFICI. Los otros dos (?La dama y el duque? y ?Triple agente?) se vieron comercialmente.

En definitiva, apenas la mitad de los largometrajes de Eric Rohmer se estrenaron en Argentina. Aun cuando la mayoría se exhibió en algún momento localmente, en muchos casos en Festivales o en ciclos como los que organiza la Cinemateca, se considera que la envergadura de este director singular y único justificaría la revisión completa de su obra. Bien podría ser el objeto de un próximo Festival o, por qué no, ciclos de cada una de sus tres series, los que en conjunto abarcan a gran parte de su producción.

Publicado en Leedo el 19-01-2010