Documentales de Werner Herzog

0
9

Caminar sobre hielo y fuego el ciclo de documentales de Werner Herzog que inaugura el año de la Sala Lugones este viernes 22 de enero. El ciclo denominado Caminar sobre hielo y fuego: Los documentales de Werner Herzog, se llevará a cabo del viernes 22 de enero al jueves 4 de febrero, en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín (Avda.Corrientes 1530). El ciclo está integrado por 24 films -muchos de ellos inéditos en Argentina- del gran director de Aguirre, la ira de Dios, en sus viajes a los confines del mundo en busca de ?una verdad extática?.

?Uno no puede preguntar realmente ¿Qué es la verdad? Lo mejor que puede hacer es aproximarse a una respuesta. Ni un matemático, ni un filósofo pueden responder esa pregunta. Es la búsqueda de esa respuesta, la necesidad de encontrarla lo que le da una razón a nuestra existencia. La verdad no puede ser capturada, no puede ser descripta completamente, y aún así debemos tratar de hacerlo. Hay algo dentro del corazón humano, dentro de su alma, que anhela este conocimiento y trata de entender el mundo como es, aún habiendo tantas preguntas que permanecen sin responder. Nosotros, como cineastas, solo en pocos momentos podemos dirigir a la audiencia a un lugar donde pueda observar la verdad de una forma más profunda, como si fuera extática, y a experimentar momentos de iluminación.? – Werner Herzog

?Desde las profundidades oceánicas y las alturas, el espacio exterior, pasando por los desiertos africanos, las selvas de la Amazonia, las cumbres sagradas del Tíbet y hasta la ladera de un volcán en erupción, casi no hay paisaje de este mundo que Werner Herzog no haya explorado, con la única excepción del espacio urbano, que le es completamente ajeno. Herzog sale siempre en busca de imágenes puras, que dan la impresión de existir solamente en su afiebrada imaginación. Y en este sentido, sus desconocidos films documentales, quizás aún más que sus célebres ficciones, tienen la virtud de alcanzar una dimensión metafísica a partir de la más concreta realidad. El propio Herzog ha confesado que filma en estado de trance, que descubre en el horizonte algo que los demás no ven, que busca planetas que no existen y paisajes que ha visto solamente en sueños. Cuando ficción y documental todavía parecían compartimientos estancos, el cine de Herzog ya era capaz de incorporar la dimensión onírica a la realidad, como en la hipnótica Fata Morgana (1968). Desde entonces, la suya siempre ha sido la obra de un visionario, de un zahorí, de un cineasta en condiciones de revelar elementos ocultos allí donde todos vemos apenas la más crasa superficie?. – Luciano Monteagudo

Para una mejor comprensión de su obra, la retrospectiva ha sido dividida en tres grandes capítulos, que agrupan los distintos films de acuerdo a sus núcleos formales y temáticos: I Creación y Apocalipsis, II Comienzo y fin del lenguaje y III Guerreros y victimarios.

La agenda completa es la siguiente:
I Creación y Apocalipsis

Viernes 22: Hércules (Herakles; Alemania, 1961-1962). Dirección: Werner Herzog. Con Reinhard Lichtenberg. Durante 12 minutos, Herzog contrapone imágenes de archivo en blanco y negro de vertederos, desfiles, aviones y un accidente de la carrera Le Mans con las imágenes de fisicoculturistas, incluido el Mr. Alemania 1962. Sus ejercicios y poses ponen en relieve la inclinación humana por el desafío y la gloria. ?Mi madre es yugoslava, en realidad mi nombre es Stipetic. Herzog lo inventé yo. Mi padre se casó dos veces, y tengo muchos hermanos y hermanastros. Fui muy pobre; crecí entre las montañas de Baviera; llegué al cine a los quince años, haciéndolo todo por mi cuenta. Para pagar mi primer cortometraje, Hércules (?) trabajé dos años y medio de noche, en una fundición de Munich, en la cadena de montaje. De día, iba a la escuela.? (Werner Herzog) + Fata Morgana (Fata Morgana; Alemania, 1968-1970). Dirección: Werner Herzog. Con Wolfgang von Ungern-Sternberg. Fata Morgana podría ser descripto como un documental sobre el Sahara, al haber sido rodadas allí la mayor parte de las secuencias. Pero la narración que lo acompaña, en su mayor parte extraída del Popol Vuh, el libro sagrado de los indios quichés, sugiere una parábola abstracta en torno a la vida del hombre sobre la tierra. ?El desierto es un paisaje en trance, o si se quiere, no es tampoco un paisaje, sino el sueño de un paisaje, su transformación en algo que antes no se había visto aún, la imagen nueva o la realidad vista de modo nuevo, traspuesta, verdadera, pero también fruto de la pesadilla, la realidad de la fata morgana? (W.H.). A las 14.30, 18 y 21 horas (Duración total: 84?)

Sábado 23: Lecciones en la oscuridad (Lektionen in Finsternis; Alemania, 1991-1992). Dirección y narración: Werner Herzog. Uno de los mayores desastres ecológicos del mundo quedó al descubierto tras la retirada de las tropas iraquíes de Kuwait: incontables pozos de petróleo ardían y millones de litros de oro negro se vertían sin control en el mar. Herzog filmó cómo se apagaban los últimos pozos en llamas. Pero lo que parecía el fin es tan solo el comienzo: paisajes devastados, ciudades, campos de batalla, desiertos lunares que parecen santuarios. La gente que vive allí está abocada a un silencio infinito, fruto de la guerra, del desastre o la tortura. ?Lecciones en la oscuridad fue filmada en Kuwait como un mundo entero que estalla en llamas. No es un documental con entrevistas y comentarios sino más bien una estilizada visión de un planeta ajeno donde a la larga sólo las bacterias, los escorpiones y las cucarachas pueden realmente sobrevivir.?(W.H.) + Woodabe – Los pastores del sol (Wodaabe ? Die Hirten des Sonne; Alemania, 1989). Dirección y narración: Werner Herzog. Retrato de una tribu de pastores nómadas del Sahara, los Bororos – Wodaabe, en la que los varones son quienes rinden culto a la belleza y la seducción. Un aporte a la relatividad de las costumbres y los roles sociales. ?Los wodaabe son llamados despectivamente por sus vecinos ?boroboro?, un insulto que más o menos significa ?pastores harapientos?. Wodaabe, el término con el que ellos se designan a sí mismos, significa ?aquellos que se encuentran bajo el tabú de la pureza?. Dicen que la tierra no pertenece a nadie, sólo podría pertenecer a los humanos si éstos fueran pastores del Sol? (W.H.). A las 14.30, 18 y 21 horas (Duración total: 104?).

Domingo 24: La soufriére (La Soufriére; Alemania, 1977). Dirección y narración: Werner Herzog. En 1976, los científicos predijeron que la isla de Guadalupe sería destruida por la inminente erupción del volcán llamado La Soufriére, que ya había arrojado gases venenosos sobre la población del puerto. A mitad de la evacuación general, tres hombres se rehusaron a abandonar la isla. Herzog y un pequeño equipo decidieron filmar las últimas imágenes de la isla fantasmal y recoger el testimonio de ese trío que aguarda el fin, rodeado de una jauría de perros olvidados. ?Existe ciertamente un elemento de auto-burla en la película. Todo lo que parecía tan peligroso y fatal queda reducido a la banalidad más absoluta. (?) Es bueno que a la película le falte su clímax potencialmente violento. Realmente hubiera sido absolutamente ridículo haber quedado pulverizado por un volcán junto a dos colegas tratando de filmar una película? (W.H.).+ Las campanas del alma (Glocken aus der Tiefe; Alemania, 1993). Dirección: Werner Herzog. Existe un país donde los hombres creen en chamanes, exorcistas y nuevos Mesías. Un rincón perdido de Siberia donde una leyenda habla de un lago cuyas profundidades dejan escapar el sonido de las campanas de una catedral. Según la leyenda, hace siglos la ciudad de Kitesh estaba amenazada por una invasión mongola, entonces Dios salvó a la ciudad haciendo que el lago Swetloyar la engullera. ?Hay algo muy profundo en los rusos. Estoy casado con una rusa de Siberia y mucha de esa gente tiene profundas creencias y supersticiones. Creo que el límite entre fe y superstición está muy mezclado en ellos. La pregunta era la siguiente: ¿Cómo representar el alma de una nación entera en una hora de película?? (W.H.). A las 14.30, 18 y 21 horas (Duración total: 90?)

Lunes 25: La rueda del tiempo (Wheel of Time; Alemania/EE.UU./Italia, 2002-2003). Dirección: Werner Herzog. Con Dalai Lama, Lama Lhundup Woeser. La rueda del tiempo forma parte de una serie de documentales que Herzog ha realizado sobre temáticas religiosas en los que explora la paradoja del viaje espiritual a través de una travesía física. En esta ocasión, Herzog sigue el peregrinaje hacia la construcción de un mandala de arena budista, una imagen que será borrada una vez que termine el ritual. ?Llegué hasta allí como un extranjero sin ningún conocimiento profundo del Budismo. Todavía tengo grandes carencias para entenderlo aunque pienso que da igual. Siento una curiosidad física respecto a la espiritualidad y espero haberla podido trasmitir a través de una película? (W.H.). A las 14.30, 18 y 21 horas (80?).

II Comienzo y fin de lenguaje

Martes 26: Ultimas palabras (Letzte Worte; Alemania, 1967-1968). Dirección: Werner Herzog. En la isla de Spinalonga, cercana a Creta, habitada en el pasado por leprosos, vive un anciano, exiliado voluntariamente. Su familia consigue declararlo legalmente incapacitado y lo obliga a volver a la civilización. Desde ese momento el anciano rehúsa hablar, cree ser un rey y aparece por las noches en las tabernas para cantar y tocar la lira. Herzog, sin embargo, no se centra en la historia del anciano sino en la pregunta: ¿Por qué la sociedad aísla a una persona a la que, paradójicamente, no permite vivir en soledad? ?Últimas palabras es mi mejor film. Sin este corto, Fata Morgana no hubiera podido concebirse; las formas narrativas y las estilizaciones que he trabajado desde entonces serían también impensables. Esta película es realmente como una irrupción, una ruptura? (W.H.). + País del silencio y de la oscuridad (Land des Schweigens und der Dunkelheit; Alemania 1970-1971). Dirección: Werner Herzog. Con Fini Straubinger, M. Baaske, Elsa Fehrer. Como Fata Morgana, País de silencio y oscuridad es un documental que explora no sólo el objeto documentado -los niños ciegos y sordos- sino también el proceso de rodaje, usando el cine para explorar un mundo sin imágenes ni sonidos. ?Para mí, la fascinación de País de silencio y oscuridad es que se trata de una película sobre nosotros, sobre nuestra situación. Yo decía que País? es una película autobiográfica y, aunque exageraba, hay cierta verdad en eso. Esta película es muy importante para mí? (W.H.). A las 14.30, 18 y 21 horas (Duración total: 95?).

Miércoles 27: How much Wood would a Woodchuck chuck (Alemania, 1976). Dirección: Werner Herzog. En la región del condado de Lancaster (Pensilvania), se celebra cada año un concurso ganadero, un extraño ritual donde los subastadores de animales compiten para ver quién habla más rápido. Estas técnicas del lenguaje, con una musicalidad particular, son retratadas como un arte producto del capitalismo en contraposición al dialecto Amish, una secta religiosa anclada en el siglo XVIII. ?Mi película sobre los subastadores habla del descubrimiento del lenguaje ?definitivo?, de la última forma de poesía que se puede llegar a concebir, y de lo más lejos a lo que puede llegar el propio lenguaje en este sistema capitalista? (W.H.). + El sermón de Huie (Huie?s Predigt; Alemania, 1980). Dirección: Werner Herzog. Huie L. Rogers es un sacerdote negro que predica a gritos contra la corrupción de la sociedad occidental y la pérdida de valores, en pleno centro de Brooklyn. Huie convierte sus sermones en espectáculos más cercanos a un concierto de James Brown o de los Rolling Stones que a los sermones más tradicionales de otros sacerdotes. ?Huie?s Sermon la rodé en Brooklyn, Nueva York. Simplemente me fui a ver al obispo Huie Rogers y le pregunté si podía hacer una película sobre él. Es un film que no requiere ningún comentario. Es una pieza muy pura sobre las alegrías de la vida, de la Fe y del oficio de cineasta? (W.H.). + Fe y moneda (Glaube und Währung – Dr. Gene Scott, Fernsehprediger; Alemania, 1980). Dirección: Werner Herzog. Gene Scott, presentador de un programa de televisión religioso que predica de ocho a diez horas diarias, es además el dueño de tres cadenas televisivas y organizador de veladas religiosas cuyo verdadero objetivo es recaudar dinero. Mediante entrevistas y materiales de archivo, Herzog ofrece la verdadera cara de este hombre público y reflexiona sobre la fe, el fanatismo y la explotación de la imagen y las creencias en televisión. A las 14.30, 18 y 21 horas (Duración total: 131?).

III Guerreros y victimarios

Jueves 28: Medidas contra los fanáticos (Maßnahmen gegen Fanatiker; Alemania, 1968). Dirección: Werner Herzog. Con Petar Radenkovic, Mario Adorf, Hans Tiedemann. Irónica divagación sobre la tolerancia y la represión, protagonizada por un extraño personaje: un anciano que se declara protector de los caballos de carreras en el Hipódromo de Munich y se pelea con los fanáticos entrenadores, obstinándose en justificar sus ideas ante la cámara. ?Es una película muy extraña y divertida. Las personas que aparecen son gente VIP como Mario Adorf. La rodé en un hipódromo de Munich. Aparece un viejo bávaro que no para de saltar en todas las direcciones e intenta sacar a los personajes fuera del cuadro. Quiere proteger a los caballos de los fanáticos, pero no vemos a ninguno.? (W.H.). + La incomparable defensa de la fortaleza Deutschkreuz (Die beispiellose Verteidigung der Festung Deutschkreuz; Alemania, 1966). Dirección: Werner Herzog. Con Peter Brumm, Georg Eska, Karl-Heinz Steffel y Wolfgang von Ungern-Sternberg. Drama simbólico sobre el encierro de cuatro personas en una fortaleza que se convierte en una sátira sobre el estado de paz y los absurdos delirios que inspira. Los personajes cansados de esperar a un enemigo imaginario que no llega terminan por inventarse una guerra y toman por asalto un campo de trigo. ?La rodé en 35 mm., financiada con el dinero que obtuve del concurso de guiones. Es la misma temática que traté en Señales de vida unos años más tarde. Los personajes creen que están siendo asediados, cuando en realidad el enemigo no existe, los dejo plantados.? (W.H.) + Ecos de un reino siniestro (Echos aus einem düsteren Reich; Alemania, 1990). Dirección: Werner Herzog. El periodista Michaek Goldsmith, que fue torturado por Bocassa, emperador de la República Centroafricana, entrevista a algunos miembros de la familia Bocassa y al anterior presidente, David Dacko, sobre el brutal régimen. ?Para mí, el cine nos permite revelar o al menos comprender verdades sobre los seres humanos. Indaga en los sueños y las pesadillas, en este caso las pesadillas. Bocassa parece representar la parte oscura de la humanidad que encontramos en Nerón o Calígula. Ecos de un reino siniestro, la película que hice sobre él, fue un intento de exploración de los paisajes oscuros que habitan el corazón humano? (W.H.). A las 14.30, 18 y 21 horas (Duración total: 114?)

Viernes 29: La balada del pequeño soldado (Ballade vom kleinen Soldaten; Alemania, 1984). Dirección: Werner Herzog. Herzog viaja hasta la frontera entre Nicaragua y Honduras, cerca del afluente del río Coco, acompañado por el fotógrafo y periodista Denis Reichle, para narrar la historia de un ejército de niños?soldados que han renunciado a la infancia para prepararse únicamente para la guerra. Durante varias semanas en la primavera de 1984, siguen el entrenamiento de los indios misquito. Aliados primero con los sandinistas para derrocar a Somoza, ahora se rebelan contra el gobierno sandinista, entrenados por un antiguo miembro de la guardia nacional somocista. ?Si el documental me interesa hasta el punto de realizarlo yo mismo, es seguramente para oponerme a todo cuanto se hace habitualmente en el campo del género. El documental propiamente dicho no me concierne, ya que pretendo elevar mi film por encima de determinados parámetros realistas y racionales. Mi película rodada en Nicaragua no tiene nada que ver con los reportajes televisivos. Es una balada. Una balada sobre los misquitos? (W.H.). + El pequeño Dieter necesita volar (Little Dieter Needs to Fly; 1997). Dirección: Werner Herzog. Con Dieter Dengler, Werner Herzog y Eugene Deatrick. La extraordinaria captura y huída a través de la jungla del piloto germano-americano Dieter Dengler, en Laos, tuvo lugar en 1966, en los prolegómenos de la guerra de Vietnam. Treinta años después Dieter reescenifica su extraordinaria aventura para la cámara de Herzog. ?Dieter Dengler es uno de los mejores narradores de historias que he conocido. Murió de la enfermedad de Lou Gehrig, que le afectó su capacidad de narrar. ¡Que escandaloso que en sus últimos días estuviera privado de la palabra! Estar con Dieter era una alegría constante? (W.H.). A las 14.30, 18 y 21 horas. (Duración total: 125?)

Sábado 30: El gran éxtasis del tallador en madera Steiner (Die große Ekstase des Bildschnitzers Steiner; Alemania, 1973). Dirección: Werner Herzog. Retrato de Walter Steiner, campesino suizo, tallador de madera y, además, campeón del mundo de salto de esquí. ?Yo quería ser campeón del mundo como saltador de esquí y así intervine en algunas competiciones internacionales a la edad de 16 años, sumamente joven. Pero un accidente estuvo a punto de ocasionar la muerte de mi mejor amigo y eso acabó con mi entusiasmo. Ya no tengo deseos de ser campeón del mundo. Pero esa idea es una especie de sueño que persiste en mi vida y sigue delante de otra manera. Steiner es una idealización, una persona que vive mis propios sueños. Él es el campeón? (W.H.). + Gasherbrum – La montaña luminosa(Gasherbrum ? Der leuchtende Berg; Alemania, 1984). Dirección: Werner Herzog. Retrato del montañista Reinhold Messner que, en 1984, encaró la ascensión de los dos picos Gasherbrum en el Karakorum. En un viaje sin precedentes, Messner realizó, en compañía de Hans Kammerlander, una ascensión de siete días sin oxígeno ni material especializado. ?Está película nace de una serie de preguntas que me estaba planteando a mí mismo. ¿Por qué sentía Messner ? un hombre que había perdido a su hermano en una expedición ? la necesidad de escalar el Nanga Parbat una segunda vez? ¿Qué motiva a un hombre así? Una vez le pregunté si no pensaba que estaba un poco loco por seguir escalando montañas. ?Toda la gente creativa está un poco loca?, me dijo? (W.H.). A las 14.30, 18 y 21 horas (Duración total: 91?)

Domingo 31: Alas de esperanza (Julianes Sturz in den Dschungel / Wings of Hope; Alemania, 2000). Dirección: Werner Herzog. Juliane Koepke, la protagonista de este documental, es la única sobreviviente de un desastre aéreo sucedido en la víspera de la Navidad de 1971, cuando un avión peruano que se dirigía de Lima a Cuzco se desplomó en el Amazonas. Juliane estuvo perdida durante doce días en la selva, hasta que, casi en estado de trance, encontró la civilización. Mientras ella deambulaba siguiendo el curso de un río, Werner Herzog ?que estuvo a punto de tomar ese mismo avión? filmaba muy cerca de allí Aguirre, la ira de Dios. Veintiocho años después, el director alemán se encuentra con Juliane y recorren el camino de su milagrosa supervivencia. “Si el enfrentamiento desigual entre la naturaleza y el hombre ha sido una constante de las películas de Herzog, Juliane sería su primera heroína mujer. El rostro eternamente adolescente de esta alemana de 44 años esconde apenas su inquebrantable voluntad de vivir y las marcas de la terrible experiencia. Entre su modestia y la exuberancia de Herzog se construye un relato apasionante” (Gustavo Noriega). A las 14.30, 18 y 21 horas (66?).

Lunes 1º: Gesualdo ? Muerte para cinco voces (Gesualdo ? Tod für fünf Stimmen; Alemania, 1995). Dirección: Werner Herzog. Carlos Gesualdo, príncipe de Venosa, excéntrico personaje y asesino de su esposa y su amante, revolucionó en pleno siglo XVI la composición musical, robándole cuatrocientos años a la historia y anticipándose a la música del siglo XX. “Algunas personas han escrito que soy una figura salida del siglo XIX, pero están equivocadas. La época adecuada para mí sería la Edad Media tardía. Me siento muy afín a la música y la pintura de ese tiempo. También encajaría en el concepto de mi obra. No me considero un artista, sino un artesano que busca el punto de encuentro entre las tradiciones de ayer y la ideas de hoy? (W.H.). A las 14.30, 18 y 21 horas (60?).

Martes 2: El diamante blanco (The White Diamond; Alemania, 2004). Dirección y narración: Werner Herzog. El ingeniero inglés Graham Dorrington se embarca en un inestable zeppelín de su creación y se dirige a las cataratas Kaieteur, en la impenetrable selva de la Guyana. Y Herzog, cámara en mano (“In celluloid we trust”, afirma), no puede sino subirse con él y encontrar en el camino una serie de personajes increíbles ?un buscador de diamantes, un imitador de Michael Jackson, un rastafari fumeta– y paisajes de pesadilla, que contienen el recuerdo de quienes los precedieron y murieron en el intento. “La historia que cuenta Herzog no es nueva en él: un hombre tiene un sueño y hace todo lo posible por no despertar. Ese gesto de conquistador con que asume y luego abandona los lugares, ese llegar, ver y vencer a la nada, a las propias obsesiones inútiles, es todo lo que Herzog tiene para decir. Pero nadie que participó de eso volverá a ser el mismo” (Ariel Magnus). A las 14.30, 18 y 21 horas (87?).

Miércoles 3: La salvaje y azul lejanía (The Wild Blue Yonder; Alemania/EE.UU., 2005). Dirección: Werner Herzog. Con Brad Dourif, Capt. Donald Williams, Dr. Ellen Baker. Un grupo de astronautas gira alrededor de la tierra sin poder volver porque nuestro planeta es inhabitable. El equipo de la nave espacial debe encontrar un lugar habitable en nuestro sistema solar. Por otra parte, desde hace años existen visitantes que vienen del espacio de un planeta sumergido en el agua llamado La salvaje y azul lejanía. Sus tentativas de crear una comunidad en la tierra han fracasado. ?Unos astronautas perdidos en el espacio, el secreto de Rosswell revisitado y un extraterrestre, Brad Dourif, que nos habla de su planeta natal, cuya atmósfera está compuesta de helio líquido y cuyo cielo está congelado?, todo esto forma parte de mi fábula de ciencia ficción? (W.H.). A las 14.30, 18 y 21 horas (81?).

Jueves 4: Mi enemigo preferido – Klaus Kinski (Mein liebster Feind – Klaus Kinski, 1999). Dirección: Werner Herzog. Con Klaus Kinski, Werner Herzog, Claudia Cardinale. De regreso a la impenetrable selva peruana donde casi treinta años atrás rodó Aguirre la ira de Dios, Herzog recuerda la primera película que hizo junto a Kinski y, a partir de allí revisa el resto de su obra conjunta, con material hasta ahora inédito, que viene a probar que fue verdad la leyenda que decía que más de una vez estuvieron a punto de matarse mutuamente. ?Podría haber encontrado fácilmente cientos de actrices que trabajaron con él y que me habrían contado las historias más atroces sobre lo insoportable que era en los rodajes. Pero eso habría sido tan fácil como estúpido. No quería hacer eso. Ahora lo veo de otra manera. No quiero decir que fuera un buen hombre, no lo era. Era demoníaco, perverso, y al mismo tiempo maravilloso. Generoso y lleno de humor y calidez. A través de la selección de material y de entrevistados he querido crear un homenaje, una apoteosis de Klaus Kinski. Seguro que está película le habría encantado? (W.H.). A las 14.30, 18 y 21 horas (95?).

Nota: La mayoría de los textos de Werner Herzog son extractos de la recopilación realizada en el libro Caminar sobre hielo y fuego: los documentales de Werner Herzog, edición a cargo de Antonio Weinrichter publicada por la librería española Ocho y medio en ocasión de la Documenta Madrid 2007.

Publicado en Leedor el 18-01-2010