Festival de Teatro

0
7

En Mar del Plata, un ejemplo de gestión cultural que, con un esfuerzo titánico permiten la circulación de la cultura en el interior del país.
FESTIVAL IBEROAMERICANO DE TEATRO

MAR DEL PLATA 2009

En la ciudad de Mar del Plata entre el 4 y el 13 de diciembre se realizó el Festival Iberoamericano de Teatro que brindó la puesta en escena de obras hispanohablantes de América del Sur y España.

Con sede en el Centro Cultural Osvaldo Soriano y en la sala Arturo Jaureteche de la Asociación Bancaria marplatense, se llevó a cabo el Festival Iberoamericano de Teatro que reunió a un sinnúmero de elencos de latitudes americanas como Argentina, Chile, Uruguay, Colombia, Venezuela y Estados Unidos, así como también de distintas provincias españolas como Santiago de Compostela, Navarra, Jaen, Santander, etc.

La apertura se realizó el día 4 de diciembre próximo pasado en la sala principal de la Bancaria, con la puesta Clavos encarnados de la Ciudad de Buenos Aires.

El festival reunió a representaciones de diversas escuelas y técnicas teatrales, conformando de este modo un crisol de elencos y puestas a las que el público pudo asistir con el agrado que significa tener la posibilidad de ver un cuantioso teatro en poco más de una semana.

Todas las salas escogidas para este evento internacional contaban con excelente ubicación y gran diseño lo que permitió no sólo una buena recepción acústica sino también la comodidad del público asistente y los elencos. Situadas ambas en el macro centro marplatense, colaboraron en la facilidad de los traslados por una ciudad muy bella.

Del primer fin de semana que Leedor realizó su cobertura destacaremos Clavos encarnados, del Grupo Estereotipados, abrió el Festival el viernes 4 de diciembre a las 20.00 hs, en la sala Jauretche de la Bancaria. Con libro y dirección de Claudio Albornoz, la obra reflexiona sobre un tema universal ¿qué ocurre cuando el amor se va? Así, Esmeralda, Perla y Ruth experimentan procesos diversos ante un mismo dilema y nos dejan espiar por la rendija de su dolor a todos aquellos que hemos tenido roto el corazón. El diseño de vestuario acertado y las buenas actuaciones de Gabriela Córdoba, Daniela Mettica y Lorena Idigoras, compusieron a tres corazones en pedazos buscando suturar la herida de amor. Una mujer que no sale de la cama angustiada por la pérdida del amor recibe la visita de unas amigas que con altibajos experimentan como ella quebrantos amorosos. La planta escénica del dormitorio en una misma paleta y música acorde con la narración completaron la puesta.

Tango, puesta chilena presentada en la sala B de Centro Cultural Osvaldo Soriano, el sábado a las 21.00 hs. con toques almodovarianos, narra la historia de dos medio hermanas cuyo anclaje en la vida es una rivalidad tan vieja como sus existencias. La visita de un cartero que, como el símbolo de lo que llega desde el afuera rompe la espantosa monotonía de sus vidas y oficiará de disparador para la ruptura definitiva no sólo de la rivalidad sino también del desamor. La puesta resuelta con un vestuario indicial y una sólo mueble multipropósito, encontró en las muy buenas actuaciones de Natalie Dujovne, Alejandra A. San Martín Espinoza y Cristina Galleguillos y la dirección muy acertada de Catalina de la Parra, un modo eficaz de llevar a escena el gran texto de Ana María Harcha Cortés.

Chiquito, con dramaturgia de Luis Cano y los excelentes trabajos de Martín Urbaneja, Elida Schinocca y Luis Márquez, se presentó en la Bancaria el domingo 6 a las 20.00hs. Cascarita, en la piel de Urbaneja, el hijo adoptivo de Chiquito y la Enfermera, trata de comprender ese pasado de abandono que lo ha puesto en manos de quienes lo criaron. Una puesta íntima desde la palabra y el manejo contundente de la brevedad que redunda en una economía brillante de la palabra poética en el texto de Cano, encuentran de la mano de Analía Fedra García en la dirección, el modo de expresar una violencia que agazapada no da tregua a esos seres de dolor que buscan infructuosamente una salida que la vez será una cárcel permanente. El diseño espacial contribuyó al intimismo de ese pequeño cuarto en que el pasado con su marca indeleble no permite saber quién es quién.

El Festival continuó entregando al público marplatense y a los turistas de diciembre una excelente grilla que no sólo estaba al alcance de todos por el valor de sus entradas, sino que además dejó, seguramente, un saldo positivo ya que, si existe un teatro iberoamericano, el Festival organizado por Hugo Kogan, conformó un mosaico de experiencias escénicas, de modos de ver le hecho teatral y de acercarnos al estado de cosas de las artes teatrales que tienen su desarrollo en las diversas naciones.

Como mencionamos en una entrega anterior, en ciudades como Mar del Plata y otras del interior de país, existen gestores culturales que, con un esfuerzo titánico permiten la circulación de la cultura no siempre debidamente difundida.

La iniciativa que contó con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Nación, el EMTUR de MDP, el Gobierno de Canarias y el CCBA (Centro Cultural de España en Buenos Aires) entre otros, es una muestra de lo que las voluntades logran más allá de los pronósticos agoreros que día a día, intentan sin lograrlo del todo, desmoralizar la convicción de que sin cultura no hay cohesión social. Leedor aplaude complacido este logro y promete continuar relevando los hechos artísticos allí donde estos tengan lugar.

Publicado en Leedor el 18-12-2009