Atrapa el pez dorado

0
8

Se publicó el libro escrito por David LynchUn señuelo en aguas secretas

Si bien la obra de David Lynch se focaliza en el cine, también galvaniza las artes plásticas y la música. Sin embargo, en ?Atrapa el Pez Dorado? su imaginación se trasluce en la escritura, y encuadra su universo propio en breves pero profundos párrafos.

Entre las páginas de este libro, florecen anécdotas sobre sus films (como ?Terciopelo Azul?, ?Cabeza Borradora? e ?INLAND EMPIRE?, entre otros), su pasión por el misterio, lo nuevo, lo espontáneo y lo onírico. Conjuntamente, relata su interacción con las drogas y la religión; su encuentro con Fellini y su fervor por Stanley Kubrick. Lynch, al igual que este último director, utiliza el sonido como una herramienta substancial para sus películas. Aquí, la dorada percepción musical de Angelo Baladamenti, traza un puente hacia las ondulantes atmósferas de cada fotograma.

Es que para David Lynch, la idea conceptual y la intuición son elementos esenciales en la obra artística. La intuición es una herramienta que, según el estadounidense, se adquiere a través de la meditación trascendental. A partir de ésta también se alcanza la felicidad y el YO (conciencia pura).

Obtusamente, la meditación trascendental recorre la médula de este libro, y el escritor expone sus beneficios hasta rebalsar en circunloquios.

Así postula que la meditación y la conciencia desarrollan la capacidad de invención, o lo que denomina el gran pez. Ergo, atrapar el pez dorado representa para Lynch descubrir la idea artística más iluminada. Aquí el libro palpita sobre un hemisferio simbólico, metonímico y metafórico.

En resumen, este ensayo literario de David Lynch, tensa una línea que recorre todos sus canales dentro del arte. Atisbando las vértebras más íntimas y furtivas de sus pensamientos, ?Atrapa el Pez Dorado? compagina una dirección fértil para aquellos jóvenes artistas que cincelarán el horizonte.

Publicado en Leedor el 18-12-2009