Mario Levrero

0
12

Lo real choca con lo irreal y lo tangible con lo imaginario en la literatura de Mario Levrero. Casa Editorial HUM reedita en Buenos Aires ?Todo el Tiempo?, publicado hasta ahora sólo en tierras uruguayas.Casa Editorial HUM reedita en Buenos Aires ?Todo el Tiempo?, publicado sólo en tierras uruguayas tanto por Banda Oriental en el ?82 como por Arca en el ?95.

- Publicidad -

Se trata de una colección de tres relatos gestados en la primera época del Mario Levrero escritor, a mediados de los ?70. La colección abre con Alice Springs (El Circo, el Demonio, las Mujeres y Yo), relato que describe en cuatro episodios la inusual vivencia del protagonista desde el éxodo que le significan las áridas tierras de Australia. En el relato se manifiestan sentimientos de soledad por su Montevideo tan lejana, y extrañeza ante las adversas circunstancias que -siempre girando en torno a los desaires amorosos- lo depositaron lejos del lugar donde se encuentra su vida, familia y proyectos.

Como mediador entre el primer y último texto tenemos al más largo de los tres: ?La Cinta de Moebius?, cuya segmentada y sinuosa narrativa pareciera hacer mención al título, narrando la historia del viaje a Europa de un niño junto a su familia y a la vez la historia paralela de la misma persona ya adulta, realizando la búsqueda de si mismo. Una mirada interior característica de Levrero, describiendo paisajes de una París entre onírica y mística.

El relato que da nombre a la colección cierra el libro y nuevamente nos vemos envueltos en una atmósfera onírica en la cual el protagonista recorre las relaciones con su familia creyendo el advenimiento de su muerte y recibiendo como diagnóstico médico la ?necesidad imperiosa de una primavera?. La primavera podría ser el símbolo clave que Levrero ha perdido tras su estadía en Burdeos o bien podría ser una pista más del inconsciente manifiesto a lo largo del relato.

Se trata de una serie de textos con una notable cuota creativa, donde se funde lo real con lo irreal y lo tangible con lo imaginario, el propio autor nos alerta al respecto con la cita que oficia de pórtico al primer cuento, extraída de Strawberry Fields Forever, himno de The Beatles que seguramente haya marcado al joven Levrero creador de ensueños: ?Let me take you down, ?cause I?m going to Strawberry Fields? Nothing is real?.

Publicado en Leedor el 10-12-2009

Compartir
Artículo anteriorOriginal Múltiple
Artículo siguienteCallas, Diva