Camila Moreno

0
8

Mujer, joven, soñadora, artista, combativa, chilena, cantante, visceral… Todo eso y más es Camila Moreno, una de las nuevas voces del panorama transandino. Con su primer disco ?Almismotiempo? (Sello Azul, 2009), viene para quedarse a vapulear nuestras vidas a golpe de canción.
CAMILA MORENO. LA HONESTIDAD EN EL ARTE:

A continuación les mostramos parte de la entrevista que muy amablemente nos concedió el pasado mes de Septiembre, donde podrán conocer un poco más de cerca a la persona y a la artista en cuestión.

Composición & estética:

Creo que como artista, algo que llama la atención en tí, son las diversas fuentes de donde partes para componer, así como una postura comprometida con diversos aspectos, que en cierta forma configuran tu estética

– A la hora de componer una canción, ¿tienes algún tipo de método o eres más bien anárquica en este proceso?

Sin método, como salga. A veces tiene que ver con la emoción que tenga, con una necesidad de sacar afuera. Como el ancla que te arranca a tierra porque tienes que volver, una urgencia casi desesperada. Un grito. Otras veces son más divagaciones , búsquedas de sonidos y balbuceos, otras son melodías que salen en la ducha o en caminatas, otras son lecturas, de otros o mías, trozos antiguos que junto y se hacen canción.

– He leído en otras entrevistas que valoras en gran medida la honestidad en el arte. Entonces, ¿cómo llega Camila Moreno de la vida a las canciones siguiendo este principio?

Buena pregunta. Cuando compongo siento que soy mas honesta que cuando dejo de autocensurarme. Cuando tengo cosas preconcebidas en la cabeza, la canción se tuerce y no sale. Para mí es mejor soltar. En la vida es igual, te entregas, con criterio, pero no puedes estar pensando o calculando, así las cosas se ponen tiesas y no fluyen. Si has encontrado algo verdadero en tí, eso se refleja en la canción, y se escucha, se siente… una profundidad, que tiene que ver con estar dispuesto a mostrarse y a mirar la realidad entera, aunque no se vea siempre, es una actitud.

– Qué papel juegan los viajes a la hora de escribir. ¿Buscas lugares concretos que te den ciertos estímulos o simplemente el hecho de viajar y tomar distancia te incita a la composición?

Sí, el hecho de viajar me incita a la composición. Los paisajes, las nuevas experiencias…, es el cambio lo que me gusta, la sorpresa implícita en cada viaje, el misterio, la realidad suele abrirse más en la cabeza.

– Es conocida la estrecha relación que tienes con tus instrumentos. Pancrasia, Princesa, Picaflor o Floridor son toda una familia ¿Qué lugar ocupa cada uno? ¿Tiene cada cual su propia canción?

La Pancrasia – yo le digo Pancra -, esa casi habla. Es mi regalona, es mi casa, me da emoción pensar en ella, ahorita la estoy mirando. Es la que tiene más años a mi lado y el sonido de una buena guerrera viajera, que se ha abierto, curado, rajado y vuelto a abrir. Es melodramática, como yo. Está hecha en Chile y eso se siente en su madera. Es mi refugio, ella me ayuda a encontrar el duende para cantar, y cuando viajamos le voy contando lo que pasa como si fuera mi diario, mi hermana, mi familia. Ella es adicta a viajar.

La Princesa es como una dama; con ella toco en vivo. De amor y odio es nuestra relación, la quiero cambiar pero no me deja. Me juega malos ratos con la afinación, pero ya le tengo demasiado cariño. Tengo que tratarla como se trata a una niña caprichosa. También es un lado de mi que me es mas difícil de llevar (risas) Ella es adicta a los escenarios.

El Floridor, mi acordeón, fue mi amante y compañero en Europa, allí aprendí a tocarlo, en mi pieza con un manual. Tuvimos un esplendor en la relación. Cuando volví a Chile lo usaba para tocar en Cuchara (grupo de fusión donde yo también cantaba), y con el grabé Antes Que. Cuando me salí de Cuchara se le rompió una tecla; estoy en deuda con el, aun no lo arreglo ¡y lo necesito!

El Picaflor me lo compré en mi último viaje a Bolivia. Era uno de los charangos mas baratos que encontré. Lo toqué mucho al principio, compuse algunas cosas y toque con él junto a Las Polleritas (grupo de cinco mujeres folclórico tradicional). Ahora con el disco no he podido tocar mucho con ellas, así que el picaflor está descansando.

– En tu búsqueda de la raíces a través de la música, ¿cuáles son los aspectos que rescatas del folklore mapuche? ¿Investigas otros folklores? ¿Cuáles te interesan ahora mismo?

Lo que me gusta de la música mapuche es el trance…, es algo que busco en todas las músicas. El kultrung es sanador y profundo. Cuando una mujer canta con él, para mi es conmovedor, se pueden escuchar a sus ancestros. Cuando eso ocurre, la realidad entera se vuelve algo muy precioso y sagrado, uno se da cuenta de cosas simples, como que tienes manos y estás respirando y sientes gratitud. Eso me pasa en general con todas las músicas de pueblos originarios; no tienen pretensión. Por lo general, aluden directamente a lo espiritual y eso me gusta.

No investigo el folklore. En este momento estoy aprendiendo a leer y escribir partituras, que es bastante distinto, otro lenguaje. Pero si me gusta escuchar folklore. Luzmila Carpio me ha sorprendido mucho y los cantos Belgas también.

– Como estudiante de música, ¿hacia qué horizontes artísticos se dirige hoy tu curiosidad? ¿Estás enganchada con algún género o intérprete?

Todo me produce una gran curiosidad!!!! Entre más aprendo, mas curiosa me siento. Se abren puertas y te das cuenta que cada vez el universo por aprender es más infinito, a veces abrumador.

No entiendo cómo hacer música electrónica, en algún momento quisiera aprender. No se como se toca el piano y necesito aprender eso con mas urgencia.

Ahora estoy escribiendo partituras para un cuarteto de maderas. Estoy muy sorprendida de las orquestas y los grandes compositores de música clásica. ¡Sus mentes son geniales! Me intrigan sus universos musicales, las melodías que están o estuvieron en sus cabezas, cómo las traducen al papel, es algo maravilloso. Estoy aprendiendo a conducir la armonía, y eso, ha cambiado mi forma de entender los sonidos. En el estudio estoy enganchada en lo clásico, en mi pieza siempre estoy enganchada a Bjork y Radiohead, no lo puedo evitar, aunque me entusiasma escuchar cosas nuevas en myspace, como Ximena Sariñana o Josefine Foster. Me gusta el genero de “poder femenino” en la música.

– Eres una mujer comprometida con tu género y lo demuestras en actitud. En relación al arte, ¿qué tiene por aportar la mujer en este siglo XXI?
(Risas) Las preguntas se encadenan con las respuestas y eso que no sabía lo que me ibas a preguntar. Qué bien.

Estoy muy contenta de escuchar a tanta mujer cantando. Desde chica me llamaron la atención las mujeres solistas como Tori Amos y Pj Harvey entre otras.

Ahora veo que en mi generación está lleno de mujeres con gran talento y sobre todo con mucho que decir. Tengo la sensación de un movimiento femenino en la música que me gusta mucho. Aquí en Chile hay muy buenas cantautoras. Natalia Molina, Juga di Prima, Airelavaleria, son ejemplos de esta fuerza que se está generando hace ya tiempo. Creo que aportamos visceralidad y vitalidad. Las mujeres, la mayoría, somos holísticas, podemos ver la vida más como una esfera que como una linea, eso hace que tengamos una importante responsabilidad con lo que estamos diciendo en las artes. Podemos ser un aporte o podemos seguir cagándola, eso depende de cada conciencia.

Panorama nacional:

En los últimos años, diversos cantautores están surgiendo en Chile, los cuales comparten una serie de afinidades musicales y poéticas.

– Los medios hablan últimamente del resurgimiento de una ?nueva canción chilena?, con la cual se te ha relacionado. ¿Qué aspectos crees que la determinan? ¿Por qué crees que se ha producido esta vuelta a sonidos más cercanos a la tierra?

No sé a que se refieren los medios con “nueva canción chilena”, la verdad me aburre bastante el tema.

Se ha vuelto a sonidos mas cercanos a la tierra, …mmmm, puede ser. La verdad yo veo que todo está muy mezclado y eso es lo que me parece interesante. Cada vez se hace más difícil encasillar en géneros, porque en una misma canción puedes tener metal y folklore, y eso es lo divertido. La idea es poder jugar siempre.

Tal vez acá en Chile haya una necesidad en todas las artes de poder encontrar un centro, acercarse al origen, buscar una identidad cultural que fue cortada de golpe por la dictadura. Tal vez se sienta la necesidad de volver al hogar. Yo la siento, como un llamado, igual de intenso al llamado a viajar.

– Y en general, como artista e intérprete, ¿cómo ves el panorama cultural en Chile actualmente? ¿Sientes que está adquiriendo una mayor difusión internacional?

No sé cómo es afuera. Acá adentro la cosa está que arde.

Proyecto & disco:

Algo de actualidad. Lo que nos tiene pendientes.

– En un principio comienzas como solista, – guitarra de palo y voz -, pero actualmente te acompaña una banda. ¿Qué supone para tu proyecto el rodearte de otros músicos? ¿Es una propuesta sólo para el directo o también se puede escuchar en tu disco?

Siempre me imaginé mis canciones con arreglos, con más instrumentos. Me gusta la comunicación en la música, aunque soy muy mandona (risas).

En mi disco se pueden escuchar todos los arreglos que me imaginé para esas canciones. En vivo hacemos versiones y trabajamos más como una banda, por eso nos llamamos “Camila Moreno y Los Disfruto”.

– ¿Quién conforma tu banda actualmente?

Amigos, chiripiolcas disfrutables

– He leído que una parte muy importante de tu oficio es el directo. Personalmente tuve la suerte de estar en uno de tus conciertos y doy fe de ello. ¿Dónde te gustaría tocar que aún no hayas hecho? ¿O para quién?

Me gustaría tocar en todas partes, me gustaría mucho viajar tocando con mis amigos, me gustaría tocar para los osos polares.

– ¿Podemos esperar en un futuro un espectáculo tuyo multidisciplinar (canción, danza, teatro) o prefieres mantener las disciplinas por separado?

Aja! vaya al lanzamiento de ?Almismotiempo? en vivo, completito con nuevas canciones, en Noviembre y podrá ver usted mismo si lleva o no lleva performace.

– Centrándome en tu primer disco, ?Al mismo tiempo?, ¿puedes decirnos a qué suena?

Suena a un atardecer muy re lindo

– A diferencia de tus conciertos, ¿cuáles son las pretensiones que has tenido con él?

Que suene como me lo imaginé por primera vez y que a la vez tenga la flexibilidad de incorporar las ideas “mas pop” que tiene el productor. Eso ha sido un desafío para mi, al principio yo estaba muy recelosa, después me solté ¡y logramos un resultado que nos encanta a los dos!

Semáforo:

A fin de resumir tres coordenadas que digan de qué forma luce Camila Moreno.

– Una denuncia:

Nunca canté, ni cantaré para Frei, ni para ningún otro político, porque no les creo nada.

– Una duda:

¿Que pasará cuando Michel Jackson se encuentre con los otros grandes negros de la historia como Hendrix o Ray Charles en la muerte? ¿Qué caras pondrán todos?

– Un elogio:

Qué lindo que canta y baila Tom Yorke

Publicado en Leedor el 13-11-2009

Compartir
Artículo anteriorTeresa Duggan
Artículo siguienteTeresa Margolles