4º Festival de Cine de Roma

0
7

Entre el 15 y el 23 de octubre pasado tuvo lugar el 4º Festival Internacional de Cine de Roma que contó con la presencia de una importante delegación de Argentina. Estuvimos ahi.El Festival Internacional de Cine de Roma es uno de los más jóvenes, con apenas cuatro años de existencia. Pese a tener lugar apenas un mes después del de Venecia, que ya va por su edición número 66, no parece su objetivo desplazar al decano de los Festivales internacionales sino más bien recrear un mercado del cine, que en una época existía para esta época en Milán (MIFED).

Mercado del cine

El mercado de Roma se denomina ?The Business Street? y funciona los primeros cinco días del Festival, entre el jueves 15 y el lunes 19 de octubre. Su sede principal se encuentra localizada en el elegante Hotel Bernini, en plena Piazza Barberini, a metros de Via Veneto.

Este año habría habido un aumento significativo en el número de participantes, superior al 10% con respecto al año 2008. El catálogo (The Industry Guide) contabiliza unas 450 empresas (distribuidoras, productoras) y entidades varias (de fomento, de otros festivales, etc) con un total de 600 participantes. Obviamente Italia lidera las estadísticas (más de 200 agentes) y el segundo lugar lo ocupó Francia con casi 100 participantes. Cincuenta países estuvieron presentes, destacándose la delegación argentina que con casi 20 asistentes se ubicó detrás de Alemania, Gran Bretaña y España y en similar nivel a Japón, Brasil, y Bélgica.

La organización del mercado de cine de Roma fue impecable con proyecciones durante los cinco días de su duración en una docena de salas estratégicamente ubicadas en la cercanía del Hotel Bernini. Hubo un total de 150 proyecciones (screenings) que incluyeron varios films recientemente exhibidos y galardonados en los Festivales de Venecia y San Sebastián.

Se pudo por ejemplo ver ?Lebanon? del israelí Samuel Maoz, ganador del León de Oro de Venecia, que logra la proeza de mantener el interés a lo largo de sus 90 minutos, íntegramente filmados desde el interior de un tanque de guerra. Afortunadamente fue adquirido por un importante distribuidor independiente de Argentina. También se proyectó ?Soul Kitchen? de Fatih Akin (?Al otro lado?), ganador en Venecia del Premio Especial del Jurado, y que fue comprada por otra compañía distribuidora para nuestro país.

Del Festival de San Sebastián se pudo ver dos de los films premiados: ?El refugio? del prolífico Francois Ozon (?Bajo la arena?, ?8 mujeres?, ?La piscina?) y ?Yo también? del dúo Antonio Naharro y Álvaro Pastor. Al menos la primera tiene distribución asegurada en Argentina.

Selección oficial

Además del mercado, Roma ofrece una selección oficial (competencia internacional) y varias muestras paralelas. Las películas se exhiben en un complejo denominado Auditórium, con varias salas de amplia capacidad (1200 a 2000 personas cada una), siendo la mayor la Santa Cecilia seguida de la sala Sinopoli. La tradicional alfombra roja vio pasar a figuras de gran renombre tales como George Clooney, Richard Gere, Helen Mirren y la homenajeada Meryl Streep.

La Selección Oficial estuvo integrada por 14 largometrajes en competición y varios fuera de concurso. La inauguración fue con ?Triage? del ganador del Oscar Denis Tanovic (?El último día?), una cruda semblanza de la guerra en Irak con Colin Farrell (que no concurrió), la española Pastor Vega (que mucho lució) y sobre todo el octogenario Christopher Lee, una de las grandes atracciones del Festival.

Entre los títulos vistos destacamos ?La última estación? de Michael Hoffman, con estupendas actuaciones de Christopher Plummer en el rol de Tolstoi, y de la premiada como mejor actriz en el Festival, Helen Mirren como su esposa.

América Latina estuvo presente con dos films en competición que sin embargo no se llevaron ningún premio. Miguel Littin presentó ?Dawson Isla 10? con Benjamín Vicuña, ambos presentes. Se trata de un honesto aunque algo extenso testimonio de las penurias a que fueron sometidos ministros y otros funcionarios del gobierno de Allende por la trágica dictadura de Pinochet. El film fue fuertemente ovacionado a su conclusión. La otra producción sudamericana fue ?Plan B? de Marco Berger, ya presentado en el último BAFICI.

?Up in the Air? de Jason Reitman (?Una joven llamada Juno?) contó con la, participación y muy festejada presencia de George Clooney, quien encara a un hombre cuyo trabajo consiste en desplazarse por los 50 estados americanos para informar a gente de empresa que han sido despedidos. El personaje de Clooney (soltero) se cruza cada tanto con otra viajera frecuente, la muy atractiva (y casada) Vera Farmiga, con la que mantiene una relación puramente física, hasta que (preferimos no develar más). Sin llegar al nivel de la opera prima de Reitman, el film tiene varios momentos rescatables.

De la selección oficial se puede destacar también la producción del Líbano ?Chaque jour est une fete? (?Cada día es una fiesta?), cuyo mayor atractivo es la presencia de la notable actriz palestina Hiam Abbass, visto recientemente en ?Visita inesperada? y actualmente en cartelera en ?El arbol de lima?.

Defraudó ?Les regrets? (?Los lamentos?) única película francesa en competición dirigida por Cédric Kahn (?Luces rojas?) en que Valeria Bruni Tedeschi sostiene una tortuosa relación con un arquitecto casado (Yvan Attal).

Fuera de competición pudo verse ?Le Concert? de Radu Mihaileanu (?Ser digno de ser?) sobre un grupo de músicos del Bolshoi que, expulsados en época de Berzhnev, aprovechan una oportunidad única para viajar a Francia y presentarse en el teatro de Champs Elysées. Se trata de una comedia con varios intérpretes franceses (Mélanie Laurent, Miou-Miou, Francois Berléand) que fue largamente ovacionada durante su presentación oficial.

La película danesa ?Brotherhood? del director Nicolo Donato, ganadora de la competencia oficial, no pudo ser vista al presentarse en las postrimerías del Festival. Se trata de una ópera prima y su elección causó más de una sorpresa.

Actualidad del cine italiano

Se vieron varios films italianos tanto de la selección oficial como del mercado. A la primera pertenece ?Viola de mare? de Donatella Maiorca, cuya acción transcurre en el siglo XVIII y refiere a una relación lésbica con dos buenas intérpretes femeninas: Valeria Solarino e Isabella Ragonese. Esta última actriz (que debutó en ?Nuevo mundo?) fue también vista en ?Diez inviernos? un interesante film del mercado, coproducción de Italia y Rusia y dirigida por Valerio Mieli.

Del resto de los films italianos vistos sólo se rescata ?Lo spazio blanco? de Francesca Comencini, que pese a tener diez largometrajes en su haber no registra aún ninguno estrenado en nuestro país. El ?espacio blanco? alude al tiempo que debe transcurrir entre el nacimiento prematuro de un bebé y el momento en que éste se encuentra fuera de peligro. La excelente interpretación de Margherita Buy, como una de esas madres angustiadas por la suerte de su criatura, justifica la visión del film.

De todas maneras y a modo de conclusión puede afirmarse que el cine italiano contemporáneo aún no logra afianzarse a nivel internacional pese a la aparición de muchos actores y directores noveles. Podría decirse que ocurre un fenómeno similar al argentino al contar con muchas producciones de bajo presupuesto, con el agravante de que no han surgido, a diferencia de nuestro país, directores de la dimensión de un Trapero, Caetano, Burman o Martel.

Publicado en Leedor el 29-10-2009