El Boletín Musical, 1837

0
10

En una apuesta por el patrimonio y la musica argentina, el sello discográfico Tradition recibe el Bicentenario sumando incunables.

Como ya hiciera con Romanticismo Musical en el Río de la Plata, disco que contiene 11 poemas de Esteban Echeverría musicalizados por Juan Pedro Esnaola entre 1835 y 1841 e interpretados en el propio pianoforte del compositor, Tradition nos sorprende con un grato anuncio: la grabación de las partituras aparecidas en el Boletín Musical de 1837. Este material se conserva en el Museo Azzarini de la ciudad de La Plata, y fuera investigado con mucho rigor por la musicóloga, Dra. Melanie Plesch en el libro que lleva el mismo nombre del Boletín.

Esta publicación, realizada por el litógrafo argentino, amante de la música y responsable de numerosas imágenes de la época, Gregorio Ibarra (1814-1883), constó de 16 números que salieron de agosto a diciembre. Distribuidas por suscripción para proveer a las familias criollas de material informativo, retratos de músicos de moda y chismes generales, tenían la originalidad de incluir partituras. Por ella desfilaron materiales de Juan Bautista Alberdi, Juan Pedro Esnaola, Nicolás Albarellos, Salustiano Zavalía, Remigio Navarro, Julián Veloz y Fernando Cruz Cordero. Además comprendieron 11 obras de compositores anónimos. Entre estas se destaca la que se presume sea la primera obra musical compuesta por una mujer en Buenos Aires, firmada como: Una Porteña.

Para la edición de Tradition, las partituras litografiadas del Boletín Musical de 1937 fueron interpretadas por el pianista José Luis Jury. Las dos piezas para guitarra romántica del repertorio fueron recreadas por Igor Herzog y las tres canciones fueron cantadas por la mezzosoprano Virginia Correa Dupuy, con textos que están presentes en las mismas partituras. Por género el total incluye 14 valses, 3 canciones, 11 minués y 1 cuadrilla.
Se destaca el hecho de haber podido utilizarse para la grabación el pianoforte de Mariquita Sánchez de Thompson y de Mendeville, perteneciente al patrimonio del Museo Histórico Nacional de la ciudad de Buenos Aires.

Creado en 2001, Tradition es un sello dedicado preferentemente a la música clásica de compositores argentinos. Cuenta con 23 títulos. A partir de 2005, con la incorporación como director artístico de Lucio Bruno-Videla focaliza su catálogo en este repertorio. Su objetivo es alcanzar a ser el sello de referencia en la música clásica de compositores argentinos, de los precursores a los contemporáneos.

Para el año próximo lanzarán el registro de la primera ópera argentina grabada profesionalmente en el país: Chasca, de Enrique Mario Casella (1891-1948). Nacido en Montevideo, vivió muchos años en Tucumán. Su obra no está tan difundida como la de su socio Luis Gianeo. Chasca fue estrenada en 1939 en el teatro Alberdi de la ciudad de San Miguel bajo la batuta del propio compositor. Tradition también prepara para el 2010 el lanzamiento de un registro de música colonial hispanoamericana.

Publicado en Leedor el 17-10-2009