Le Corbusier

0
10

Hasta el 25 de octubre en el Museo de de Arte Decorativo las obras de Le Corbusier son una excelente prueba de armoniosa complementariedad entre las artes. Poema del ángulo recto

- Publicidad -

Le Corbusier en el Museo de Arte decorativo: síntesis de las artes.

Luego de un intermitente período de producción, hacia 1955, Le Corbusier, volvió a dar a luz: un gran libro-carpeta de arte al que llamó El Poema del Ángulo Recto y al que considera como la síntesis de su trayectoria creativa y de sus ideas en torno a las artes plásticas y a la arquitectura.

Algunas de las 155 páginas manuscritas que conforman este libro -y que logran dar una verdadera lección sobre la efectividad del sincretismo de las artes- se encuentran exhibidas en el Museo de Arte Decorativo.

Ocupados en la tensa relación entre la palabra y la imagen puede incurrirse en el debate sobre la fuerza, el peso y el poder de cada una de ellas.

Existen quienes alzan su voz por la palabra, enalteciéndola como soberana del mensaje. Entonces, desenfundarán frase tras frase argumentando su letrada posición. Conviven éstos con aquellos ilustrados que, privilegiando la imagen, responderán fieles a su posición llamando al silencio y a la contemplación sin fin.

Sin embargo, y sin querer, unas apelan a otras para explicarse y definirse. Están las metáforas: allá van, llevando ideas que dichas en palabras serían imposibles de expresar; sensaciones que pensadas en vocablos hacen agua? sin embargo, una inmensa laguna logra tomar la fuerza de una gran ola cuando se convierte en alegoría. Entonces, el conjunto de letras toca tierra, pisa firme y construye nada más ni nada menos que una montaña de imágenes, y voilá, se entendió todo aquello que antes parecía no tener sentido. Por otro lado, están ellas, las imágenes. Ellas que durante siglos se apoyaron en los textos para hacerse presentes, ellas que luego lucharon por independizarse, ellas que con su lenguaje visual, dan también, mucho que hablar.

Pero este antagonismo entre ?letrados? e ?ilustrados?, se vuelve mucho más interesante cuando las partes se encuentran para crear.

Así, nace una nueva síntesis donde palabra e imagen se complementan.

En la muestra que expone el Museo de Arte Decorativo hasta el 25 de octubre, las obras Le Corbusier, son una excelente prueba de armoniosa complementariedad, donde el artista vuelca su intención de manifestar la imposibilidad de separar su arquitectura, su obra plástica y su reflexión poético estética.

Tal como explica Juan Calatrava Escobar, curador de la exposición, para Le Corbusier el verdadero creador debe asumir como base de su actividad la idea de la síntesis de las artes, ya que según las propias palabras del artista ?no hay arquitectos solos, escultores solos o pintores solos, sino creadores en general que vuelcan toda su actividad al servicio de una poética ética?.

Así, en un mundo interpretado por el creador como un ente marcado por la escisión, la dualidad, la tensión entre los polos opuestos -interpretación asimismo actual-; queda al artista la misión de tender hacia la síntesis, la unidad y la fusión.

Publicado en Leedor el 15-10-2009