Retratos de vida

0
6

Una muestra de Rodrigo Zorrilla de San Martín en la galería Gomensoro pone en cuestión el concepto de retrato.Galería Juan E. Gomensoro
Arenales 960 ? Buenos Aires

En un espacio de exhibición donde se alternan subastas de obras de arte y exposiciones, que se está convirtiendo en un clásico del arte uruguayo en Buenos Aires, se exhiben los ?Retratos de Vida? de Rodrigo Zorrilla de San Martín.

Se trata de imágenes concebidas al estilo clásico, eligiendo delinear rostros lo más parecidos a la persona retratada. Como lo afirma Rodrigo, nos encontramos frente a retratos que ?no buscan un parecido físico, buscan un descubrir en la historia de los personajes, en sus vivencias, en sus creencias?.

Entendemos entonces que no llegaremos al retratado en forma directa como para poder identificarlo de inmediato. Porque lo que observamos en estas pinturas es un estallido de colores en diferentes materiales y combinaciones de los mismos, así como estelas que los atraviesan como caminos que nos invitan a transitarlos para participar del juego de hallar la identidad del retratado.

Como afirma el artista, al superponerse los colores que actúan como cristalinos, le permiten ver acciones desconocidas del pasado de los retratados y a la vez hechos que requieren una interpretación.

Nos encontramos entonces frente a biografías de los personajes elegidos para descifrar. Por si ello nos resultara insuficiente, acompaña cada retrato con una esquela donde detalla aspectos de la vida del retratado.

Así en ?Matha Hari? una técnica mixta sobre lienzo de 1,30 x 1,7 cm. representa a la célebre bailarina de streap-tease que fuera condenada a muerte y ejecutada por espionaje durante la Primera Guerra Mundial (1917).

Encontramos en él manchas multicolores surcadas por finas líneas curvas y en un sector un ?applique? en distinto material plateado, quizás representativo de una joya, que identificaría al personaje snob deslumbrado por el lujo.

En otro díptico en técnica mixta sobre lienzo plasmó el retrato de ?Edie Sedgwick?, actriz y modelo norteamericana (1943-1971) miembro de una prestigiosa familia de la alta sociedad norteamericana. Esta personalidad mundana trabajó en varias películas dirigida por Andy Warhol que obtuvieron en su exhibición gran éxito pero fuera del circuito comercial.

Este retrato separado en dos soportes de manchas y puntos de colores detonantes aparece como una expresión de gran vitalidad acorde con la vida social del personaje.

Existen otros retratos de SAS Princesa Laetizia D´Arenberg y también políticos y personalidades uruguayos. De entre ellos, seleccionamos a Eladio Dieste (1917-2000), ingeniero uruguayo que realizó importantes obras a nivel mundial utilizando lo que se denominó la ?cerámica armada? .

Aquí encontramos cierta variante con respecto a las pinturas anteriores ya que aparecen sobre el colorido plano, inscripciones alusivas y en el ángulo superior izquierdo lo que pareciera un rostro borroso.

En general en las distintas pinturas creímos encontrar plasmado el concepto de expresionismo abstracto que lentamente abarcó todo el espacio de la pintura no figurativa y no geométrica en Estados Unidos, más precisamente en Nueva York como un fenómeno propio englobado en las críticas de arte de importantes muestras en la década de los ?50 en ese país.

Asimismo los espacios en las obras de Rodrigo se ordenan en una red difícil de desenredar integrada por manchas a la manera de Jackson Pollock que nos atrapan por su colorido y ritmo, desechando la anarquía aparente del conjunto.

Quizás nos resulte difícil llegar a determinar a quién pertenece el retrato si no utilizamos las cartelas explicativas. Quizás no podamos aceptar que la representación por líneas, manchas y hasta puntos nos hablen de la vida de estos personajes. Todo ello pertenece al intelecto del artista, que los ha concebido con esas formas, por tratarse de investigaciones o referencias propias.

Lo que sí debemos reconocer es la utilización del espacio y el colorido armónico adoptado que transforma ?nuestros retratos? en visiones gratamente aceptables a nuestros sentidos.

Publicado en Leedor el 2-10-2009