La huérfana

0
4

Efectiva muestra de terror tradicional.
Lejos de los efectos especiales y de las nuevas muestras de comedias de terror, el director español Jaume Collet-Serra (Casa de Cera) ha regresado a la concepción clásica del género edificando una historia estructurada en relato clásico acerca de una chica de 9 años de edad con impulsos homicidas crónicos y un acento ruso que es adoptada por un matrimonio que tiene dos hijos y aun no se ha repuesto de la pérdida del tercero.

Vera Farmiga (de Los Infiltrados) es tal vez el punto más alto en materia actoral de este film encarnando con desesperación a una madre coraje moderna que lucha por salvar a sus dos hijos de esta terrible pesadilla que se instala en su hogar, a quien acompaña Peter Sarsgaard, en un personaje más lánguido y pasivo que intenta desenmarañar la tela de araña que sobre él teje la intrusa.

Párrafo aparte merece Esther, (Isabelle Fuhrman), con su inocencia y candidez que muta en odio y venganza. Sus apariciones crispan a la platea. Su juego es tan parsimonioso que ejecuta su sadismo con una calma suprema en la que se destacan sus ojos que brillan al son de su locura.

La Huérfana representa una vuelta al cine de horror tradicional, ese que espanta a la platea, y que logra conmover al espectador obligándolo a ser testigo pasivo de los sádicos planes de esta inquietante ?nueva hija?.

La resolución de esta historia en términos cinematográficos es impecable debiendo destacarse un interesante giro final (que aquí no revelaremos) que pone al film a resguardo de protestas de entidades que se dedican a la adopción.

Publicado en Leedor el 28-09-2009