Los Buddenbrooks

0
5

El premiado director, ganador de un Emmy, filma a lo grande una novela de Thomas Mann, hecha a lo grande.
El premiado director, ganador de un Emmy, filma a lo grande una novela una novela hecha a lo grande (la obra de Mann ganó el Premio Nobel en 1929). Palacios, playas, todo en planos generales, movimientos de cámara que llegan a marearnos?lejos quedó la austeridad para contar historias, que muchas veces parece ser una característica intrínseca de la filmografía alemana.

- Publicidad -

La historia nos habla de la familia Buddenbrook, perteneciente a la aristocracia mercantil de Lübeck. En su lucha por conservar su status quo sacrifican la propia felicidad y el amor en pos de matrimonios convenientes. Pero como si fuese un castigo de los dioses, esas mismas decisiones los conducirán a la ruina. La única excepción a esto es el hermano menor, Christian, quien es un aficionado al teatro y se casa con una mujer del mundo del espectáculo, apartándose de su familia.

El film está hecho para deslumbrar por los aspectos técnicos, que por otro lado son impecables, pero por momentos se hace un poco largo. Es una película pensada para arrasar con los premios de la Academia, por su temática, por los actores (cuenta con la presencia de Armin Mueller-Stahl), por el despliegue de vestuarios y escenarios?pero finalmente parece ser que los mejores films son los que adhieren a la norma ?menos es más?. Uno no puede evitar pensar que Visconti, al hacer la trasposición de ?Muerte en Venecia?, también de Mann, no necesitó tanto para hacer una obra de arte.

Publicado en Leedor el 19-09-2009