Cara Norte

0
10

De lo más flojo del Festival de Cine Alemán, Cara Norte está basada en una historia real.Durante el verano de 1936, ya iniciado el nazismo, de cara a los Juegos Olímpicos, se necesita demostrar el orgulloso espíritu alemán y conquistar la única cima que no ha sido aún alcanzada: la cara norte del Eiger, en los Alpes. Basada en una historia real, la sensación es que lo importante de la película no está en el ascenso de la montaña, sino en todo lo que sucede alrededor.

- Publicidad -

Luise es una joven periodista a la que se le encarga que fotografíe el ascenso de dos alpinistas a quienes ella conoce desde joven: Andi y Toni. Se traslada junto con su jefe Arau a un hotel de lujo en la cima del Eiger, y observan desde la opulencia y comodidad del hotel la hazaña, junto a la prensa internacional y otros pocos privilegiados. El quid de la película está en la marcada tensión y contraste entre este grupo de gente de poder que manipula la historia (sólo importa si llegan o mueren trágicamente en el intento, lo demás es un fracaso para el espíritu alemán) y los alpinistas, que son un mero instrumento de la gloria alemana.

En este marco, cuando todo sale mal, se vislumbra la mentalidad que de alguna manera lleva al pueblo alemán a sus años más oscuros. Aparece el reinado del egoísmo y la pérdida de compasión por la vida del otro. Luise, en cambio, toma fuerza de la desesperación y tratará de rescatar a su amigo Andi y a su amor secreto Toni.

Como ya se veía en otros de los títulos que conforman este Festival (por ejemplo, Hilde de Kai Wessel), hay una apuesta a la idea del territorio (ya sea una ciudad o una montaña) que apunta a reflexionar sobre la propia Alemania. También aparece, como en los demás films, la figura femenina en un lugar de poder o de descubrimiento de su poder.

Sin embargo, el ritmo del film es un poco confuso: el ascenso a la montaña no empieza hasta pasados los 45 minutos de película, y durante ese tiempo el énfasis está puesto en desarrollar al personaje de Luise. Pero una vez que comienza el ascenso, el film se transforma en una suerte de película norteamericana al estilo ?Límite vertical?, alejándonos casi por completo del personaje femenino, para retomarlo hacia el final con un cambio bastante abrupto en cuanto a desarrollo del personaje se refiere. Si bien no es de lo mejor del festival, como siempre los aspectos técnicos de los films alemanes son impecables.

Publicado en Leedor el 14-09-2009