Hilde

0
10

Una película que resume los ejes en los que se basa el Festival de Cine Alemán: los viajes, la fortaleza femenina, el resquebrajamiento familiar y la reflexión sobre el propio arte.
?Todavía lo quiero todo o nada?

Esta película es la estrella del festival, si dejamos de lado la gran función de clausura con el film de Fritz Lang ?Espías?. En parte porque el director es la figura invitada y con su film se da comienzo de manera oficial al festival.

?Hilde? es el retrato de la artista de posguerra Hildegard Knef (interpretada por Heike Makatsch) y representa muchas cosas: es una mirada sobre Alemania, sobre Berlín en particular; es una mirada sobre el arte, sobre el cine en particular; y es una mirada sobre la humanidad, sobre los roles femeninos en particular. Parece que de alguna manera es por esto que ?Hilde? es la estrella del festival, porque resume los ejes en los que se basa esta muestra: los viajes, la fortaleza femenina, el resquebrajamiento familiar y la reflexión sobre el propio arte.

Articulada en torno a los fragmentos de la canción ?Para mí deberían de llover rosas rojas?, el film nos lleva desde el concierto que da en Berlín en 1966 hacia atrás en el tiempo, a 1945, y de allí de vuelta al presente de la narración.

Toda la primer parte del film es un homenaje a la ciudad de Berlín, donde se mezclan imágenes de ficción con imágenes documentales, donde comulgan planos áereos con cámaras de mano. Luego vemos los vaivenes de Hildegard entre su amada Berlín y Hollywood. Cada vez que Wessel nos ubica en una nueva temporalidad tiene que ver con un cambio de ciudad y de amores en la vida de la artista alemana.

Lo que tiene este film de grandioso es que, a pesar de estar basado en la vida de una persona real, logra trascender la individualidad de Knef, y hablarnos a nosotros como seres humanos: porque la idea de la película de perseverar, de sentirse con un propósito a pesar de estar atravesado por las contradicciones es el sentimiento más humano que existe. Sin duda es una de las películas imperdibles del festival, que nos atrapa tanto por la rigurosidad a la hora de representar las diferentes décadas como por las actuaciones.

Como bonus para quienes no conozcan la letra de la canción, aquí la transcribimos?aunque como ya se sabe ?traduttore, traiditore?

?Para mí deberían de llover rosas rojas?

A los dieciséis años, me dije en voz baja,

Quiero ser grande, quiero ganar, quiero ser feliz, nunca mentir,

A los dieciséis años, me dije en voz baja, lo haré,

lo quiero todo o nada.

Para mí, deberían de llover rosas rojas,

Debo cumplir con todos los milagros.

El mundo debe transformarse,

y mantener sus preocupaciones para sí mismo.

Y más tarde, me dije,

Quiero verlo todo, aprenderlo todo, conservarlo todo,

y más tarde, me dije que me gustaría,

no estar sola, y sin embargo, ser libre.

Para mí, deberían de llover rosas rojas,

Debo cumplir con todos los milagros.

La felicidad debería ser suave,

debo lograr mi destino con amor.

Y hoy, todavía me dicen que debo

Estar contenta, satisfecha, pero yo no puedo estar contenta

No puedo estar satisfecha, siempre quiero ganar

todavía lo quiero todo o nada.

Para mí, deberían de llover rosas rojas,

Debo cumplir con todas las nuevas maravillas.

Irme lejos para desarrollar nuevas cosas de las viejas,

esperando mantener la mayor parte de ellas.

Quiero … quiero …!

Publicado en Leedor el 10-09-2009