My Winnipeg

0
7

Autoevativo, épico, el documental de Guy Maddin es de visión imprescindible.

Guy Maddin ha intentado en este soberbio documental que ganó el premio a la mejor película canadiense en el Festival de Cine Internacional de Toronto, revivir su niñez. Desde un enfoque diferente, recreado con lo mejor de su talento, para lo cual se ha valido del aporte trascendente de la actriz Anne Savage (Detour-1948) quien interpreta a su madre dominante, en un intento por reescribir su propia historia y a la vez homenajear a su pueblo natal a través de bellas imágenes que servirían de preámbulo para su despedida.

Este Docudrama o docu-fantasía como ha preferido en llamar su director, combina elementos de la historia personal del realizador con imágenes surrealistas y hasta mitos metafóricos. Es así que desfilan por el film secuencias del incendio que arrasa el parque local, la demolición de un estadio de jockey, hasta un lago congelado con cabezas de caballos, todo ello con toques de un humor muy sutil, y con recreaciones de la propia historia familiar de Maddin.

Narrado en primera persona por el actor Darcy Fehr quien da vida a su persona, que parte en un tren que mágicamente viaja hacia atrás, hacia sus recuerdos y reconstrucciones, asistimos a la subyugante fotografía en blanco y negro con que nos obsequia su devenir histórico en un estilo expresionista a través del cual es dable asociar a Winnipeg como la figura materna, centro de la proyección amor-odio que el director despliega, y de la que intenta escapar.

Poesía épica amalgamada con secuencias desopilantes en un cálido clima autoevocativo. Todo ello es My Winnipeg, un excelente documental de visión imprescindible.

Publicado en Leedor el 20-08-2009