Salón de Invierno Sudamerican

0
7

Auspiciado por Leedor, inauguró el primer Salón de Invierno, una original propuesta alrededor de la libertad y el placer como motores del arte.Inauguración del Salón de Invierno Sudamericano 2009

Con ráfagas de viento frío, que adornaban la penumbra de la tarde como marco adecuado, dio comienzo, el sábado 1 de agosto de 2009, el Salón de Invierno Sudamericano.

El encuentro tuvo lugar en la fundación Esteban Lisa, ubicada en aquella región de Buenos Aires, casi una frontera por la extraña configuración geométrica de sus calles, que une Almagro con Villa Crespo con Palermo. En ese entorno liminar, en la sede de un artista también liminar, con una importante presencia de público para el tipo de convocatoria, calculada en más de 50 personas, se inauguró la primera edición de la reunión plástica.

Las obras de León Ferrari, indudable acaparador de las miradas y de los artistas jóvenes Mauro Guzmán y Sergio Zagui, fueron la excusa ideal que Saeed Pezeshki utilizó para el discurso de apertura. Un texto sencillo que expresó los deseos de los organizadores (Hansel Mejía Díaz y María José Burgos) en cuanto a los objetivos y a la estructura del Salón y que hundió sus raíces en aquellas organizaciones vanguardistas de comienzos del siglo XX, abrió formalmente el encuentro artístico.

En consonancia con el espíritu de la convocatoria, que promueve el debate sobre la necesidad de la Libertad y el Placer como motores del arte, la obra de Esteban Lisa, quien si bien no figura entre los expositores, fue el agregado ideal para deleitarse con el arte abstracto.

Mención aparte merece la trayectoria del artista español, alguien que prácticamente no expuso sus cuadros en vida, y que llevó al extremo aquel viejo dicho que sentencia que la vanguardia es el lugar más solitario del mundo. Una vida dedicada al arte y a la investigación. Cuya obra fue dada a conocer por sus discípulos, los mismos que hoy mantienen su memoria, de la mano de Isaac Zylberberg, y que fomentan toda clase de eventos relacionados con la educación y la promoción del arte no sólo plástico, sino también con la música, con la literatura y con las demás expresiones artísticas.

En ese marco, la afición (como dirían en el fútbol), de una prometedora heterogeneidad, compartió la contemplación, las palabras formales del discurso inaugural, la charla amena y el vinito del brindis con especial atención. Las artes plásticas no convocan multitudes, sin embargo la afluencia de público superó las expectativas de los organizadores y en una tarde fría como fue la del sábado pudo apagarse la estufa de la fundación, la cual es toda una señal.

Las obras expuestas mostraron también su diversidad. Mi opinión, deslizada desde la ingenuidad que me otorga la supina ignorancia sobre las artes plásticas, no es de ningún modo calificada.
Simplemente está basada en la capacidad, innata me atrevo a decir, que todo ser humano posee para comprender y disfrutar de las artes. En ese sentido y desprovisto de los elementos teóricos, técnicos y prácticos que facilitan la interpretación, me sitúo en una situación casi fenomenológica de contemplación. Desde esa perspectiva y tratando de eliminar todo residuo de prejuicios, abordo el recuerdo de lo que observé en la tarde noche del sábado.

El edificio en el que se desarrolló la apertura es de por sí un marco adecuado para la exposición de obras plásticas. Un amplio salón y un recibidor con una pequeña barra en donde reposaban las botellas de vino. Arriba, un desván que desafía su significado, con obras de Esteban Lisa, parte de su biblioteca y un ventanal todo de vidrio por el que asoman los curiosos. Abajo en la habitación principal, expuestas a los ojos cultivados y vírgenes por igual, una gigantografía con una foto de dos deportistas en un sensual reposo, las palabras dibujadas que más que leídas merecen ser contempladas y una explosión de colores que estalla en la vista y contrasta con el blanco y negro de las palabras dibujadas.

Hasta aquí la inauguración de un encuentro que promete y nos compromete a darle un espacio al arte, en forma de debate, reflexión y participación. Donde podamos, con cierto placer, encontrar en cada obra un remanso de libertad. Una pequeña expresión de lo que podría ser el mundo.

El Salón continúa hasta el 15 de agosto ofreciendo conferencias, debates, exposiciones, proyecciones y encuentros con diversos especialistas.

Actividades

Desde el Sábado 1 hasta el sábado 15 de Agosto se desarrollara el
primer Salón de Invierno Latinoamericano,. Durante estos días el Salón
nos invita a su primera edición desde la temática elegida en esta
ocasión ?el placer del arte?. En sus distintas sedes podremos contar
con exhibiciones, mesas de debate, seminarios y actividades
nocturnas; actividades libres y gratuitas. Creando así un lugar para
que las distintas disciplinas y artistas interactúen en una
experiencia emergente dentro del campo.

ACTIVIDADES ACADÉMICAS:

Seminarios de especialización y conferencias, magistrales Sede: UMSA Av. Corrientes 1723.

Mesas de debate moderadas por Diego Díaz Córdova,

6 agosto:
Mesa de debate ?Los límites actuales del arte?.
Participan: Mauro Guzmán, Ricardo Pinal y Teresa Gatto.

7 agosto:
Seminario “El Vino en el Arte”, a cargo de Fernanda Dengis.

10 agosto:
?Paralelos del placer en la historia del Arte?.
Participan: Susana Smulevici, Carlos Reynoso y Luis Ayala

12 agosto:
“Producción creativa ?.
Participan: Fabián Lopardo, Luis Felipe Noé y Maria Rodríguez Bosch.

14 agosto:
Proyección del film ?El Artista?.
Dirigida por Mariano Cohn y Gastón Duprat y producida por Fernando Sokolowicz y León Ferrari.

Posteriormente charla-debate en el que participan:
Andrés Duprat, Florencia Braga Menéndez, Damián Masotta-Torres.
Coordinada por Kekena Corvalán.

ACTIVIDADES NOCTURNAS:
Sede Fundación Esteban Lisa, Rocamora 4555, Capital Federal
13 agosto:
Noche literaria, Lectura de la última obra de Teresa Martín.

Le Bar, Tucuman 422, Capital Federal Tel: 5219-0858
del 4 al 15 agosto | entrada libre
Exhibiciones:
“Misplaced”, Gerardo Jaques (México)
“Algo pasaba y ni me daba cuenta”, Maria Tabakaman
“Intimidad horizontal”, Karina Bezchinsky
“Girls inferno”, Sandra Isacsson (Suecia)
“Bicho”, Luiz Roque(Brasil)

Mas informacion en: www.salondeinvierno.com

* Diego Díaz Córdova es Antropólogo, pertenece al Grupo Antropocaos
UBA.

Publicado en Leedor el 3-08-2009