De Cozumel a Tenochitlan

0
12

Como un cuerno de la abundancia, México ofrece belleza, cultura y contrastes de pirámides y moderna arquitectura.Como un cuerno de la abundancia, la ciudad de México ofrece belleza, cultura y contrastes entre sus vecinas pirámides y la moderna arquitectura.

Diversas expresiones artísticas entre las cuales se destaca el muralismo (inmortalizado por Rivera, Siqueiros y Orozco) y el Museo Antropológico, el más rico del continente.

Desde el moderno Aeropuerto de México D.F. existen vuelos regulares hacia la isla de Cozumel donde comenzó una nueva historia. Aquí el conquistador español Hernán Cortés rescató al sacerdote Jerónimo de Aguilar, quien cautivo de los mayas desde hacía años, le sirvió de intérprete en su marcha hacia la conquista del Imperio Azteca. 

Es la Isla Cozumel que junto con Isla Mujeres y Cancún ofrecen un gran atractivo dentro del territorio de Quintana Roo, ubicado al este del Yucatán. Cubierta de tupida vegetación sus playas de arenas blancas, altos cocoteros y palmeras, hacen de ella un paraíso tropical en el Mar Caribe.

Cuenta con modernos hoteles con playas propias desde las cuales se realizan paseos por el mar, por ejemplo hacia la Isla de la Pasión, que ofrece entre sus árboles añosos, rudimentarias parrillas para cocinar los pescados, obtenidos durante el paseo.Es la fauna del lugar, variada y atractiva, por sus brillantes colores. La reducida tripulación, incluye un buzo que extrae del fondo del mar, langostas y caracoles gigantes que harán la delicia de los turistas participantes de esta novedosa excursión.

En la parte continental, frente a la isla se encuentra Tulum, conjunto de ruinas mayas fortificadas a orillas del mar.El nombre Cozumel proviene de los vocablos mayas Cuzanr-Lumil, que significa tierra de golondrinas y es donde se inicia la conquista maya, la primera tierra del Imperio Azteca a la cual llegó Hernán Cortés. Su objetivo fue Tenochitlan, la capital que nació en un lago.

Era el año 1325 cuando el pueblo azteca después de un largo peregrinar de más de 200 años se detuvo frente a la señal profetizada por el dios Hitzilopochtli”Encaramada en un cactus que crece entre las piedras, un gran águila, devoraba a una serpiente.”Esta señal fue hallada en medio del lago Texcoco. Allí se detuvo el pueblo errante y a partir de ese momento, su vida estuvo ligada a un destino brillante que sólo se truncó cuando los europeos pisaron el suelo de América.

Pero antes de que eso sucediera supieron de glorias y de espectaculares conquistas sintetizadas en su Tenochtitlan.

El imperio Azteca se extendió hasta Centroamérica. Dominó pueblos y levantó templos monumentales. Los indígenas fueron más benignos que los europeos con sus esclavos y terriblemente crueles, en los ritos religiosos ya que sacrificaban seres humanos. Lograron ser los más sabios del mundo en el aprovechamiento integral de las huertas.

¿Cuáles fueron los comienzos de Tenochtitlan?

La paupérrima ciudad azteca nacida en el islote se extendió sobre las chinanpas, balsas cargadas de tierra en las que plantaban vegetales cuyas raíces se aferraron al fondo del lago. Así mediante la progresiva acumulación de chinampas se crearon nuevas tierras sobre las aguas. 

El que más se preocupó por los progresos de la ciudad fue Moctezuma quien reinaba a la llegada de Cortés, el conquistador español deslumbrado por la ciudad indígena.Tenochtitlan poseía un doble acueducto, un dique de 15 km un gran templo (sus ruinas se encuentran debajo de la actual catedral de México) el Palacio de Moctezuma y la Casa de Fieras.Toda esa magnificencia sucumbió al producirse el ataque final de Cortés. Sobre sus restos, los españoles edificaron una nueva ciudad, origen de la actual capital mexicana.

En ella, en la Plaza de las tres culturas una placa reza lo siguiente:

“El 13 de agosto de 1521 cayó Tenochtitlán en poder de Hernán Cortés, tras la heroica resistencia de Cuauthémoc. No fue ni una derrota, ni una victoria, fue el nacimiento doloroso del pueblo mestizo que forma el México de hoy”. 

Publicado en Leedor el 3-08-2009