Home

0
4

Algo sobrevalorada producción europea independiente que dividirá opiniones
Isabelle Huppert es hoy por hoy una, sino la más, talentosa y consagrada actriz francesa y su presencia es casi siempre garantía de buen cine. Ursula Meier, en cambio, es una debutante en el largometraje luego de varios cortos filmados en Bélgica y Suiza. ?Home? es una coproducción entre tres países francófilos, siendo uno de sus méritos la originalidad del guión.

Todo el relato transcurre en un único escenario, una casa aislada a la vera de una autorruta cuya construcción se encuentra interrumpida desde hace tiempo. En ese hogar conviven cinco miembros de una familia calificable como disfuncional. El padre, personificado por Olivier Gourmet (actor fetiche de los hermanos Dardenne), es en apariencia el único que trabaja, aunque esté poco claro lo que hace realmente. La madre (Huppert) se ocupa de la casa y de que sus dos hijos menores, uno de ellos varón, vayan a la escuela. La hija mayor (Adelaide Leroux, vista en ?Flandres?) es una atractiva joven que se las pasa holgazaneando, tomando sol y escuchando música. A menudo se la ve desnuda en la bañera, compartiéndola con su hermano sin el más mínimo pudor. En verdad la convivencia del grupo familiar en un espacio algo reducido transcurre en condiciones donde la privacidad está bastante ausente y que el film procura subrayar. Otro elemento presente en gran parte del relato es un alto grado de neurosis de los cinco personajes.

Hasta que un día irrumpen repentinamente un gran número de trabajadores viales, con sus máquinas de construcción y camiones, dispuestos a terminar la autopista. Su aparición por momentos nos remite a aquellos films de ciencia ficción en que extraterrestres y humanos no establecen contacto alguno. Y de hecho es así sólo que al cabo de varios días la carretera ya estará transitable y el constante ir y venir de vehículos complicará la vida de la familia. Ya no será fácil desplazarse de un lugar a otro, salvo a altas horas de la noche.

Llegará un momento en que el ruido de los autos y camiones y la acumulación de desperdicios, en claro mensaje ecologista, aumentará el nivel de histeria de los hasta hace poco aislados habitantes. El padre entonces empezará a tapar todos los orificios de la casa (puertas, ventanas), mientras que la hermana mayor decidirá abandonar el hogar (home) con alguno de los conductores de vehículos que circulan delante de su casa. Antes asistiremos a una absurda situación de tránsito totalmente interrumpido por un accidente que debió parar el tráfico en uno solo de los sentidos de circulación.

El final algo abrupto se lo dejamos para que lo descubra aquel espectador que guste de este tipo de realizaciones, que no son para todos los gustos y seguramente dividirán las opiniones del público.

Publicado en Leedor el 24-07-2009