Déjame entrar

0
6

Nuevo auge del género vampírico: terror sueco en la novela de John LindqvistDéjame entrar[Låt den rätte komma in, 2005] John Ajvide LindqvistBuenos Aires: Espasa-Calpe, 2008, 456 p. La historia de este libro probablemente será más conocida por su versión cinematográfica, de próximo estreno en la Argentina, pero la forma en que Lindqvist ha escrito esta novela tiene méritos (y muchos) para los amantes del terror.Estamos en un nuevo auge del género vampírico, y sin embargo esta novela no posee casi ninguno de los elementos que atraen a las masas a las historia de los chupasangre. Sí, hay una historia de amor entre un humano y un vampiro; sí, hay sexo; sí, hay violencia?pero todo está pervertido, llevado a los extremos, distorsionado de una manera que es casi insoportable.  La historia de amor es entre niños, el sexo está asociado generalmente a las violaciones, la violencia es prácticamente el único modo en que las personas se relacionan, incluso consigo mismas (muchos se drogan y muchos beben).Oskar es un niño de doce años que vive en Blackeberg, cuyos padres están separados. Algunos de sus compañeros de escuela lo odian, ridiculizan y violentan cada vez que tienen oportunidad, y éstas son muchas, porque entre los adultos y los niños hay una brecha insalvable, una forma de in-comunicación que no se puede superar. Y entonces conoce a Eli, una niña que está sola, huele raro y nunca siente frío.A medida que leía el libro me convencía cada vez más de que es una suerte de metáfora sobre Suecia. En una sociedad que lo tiene todo económicamente hay una falta de otro tipo. El libro es una exploración sobre aquello que se deja en los márgenes cuando la sociedad decide seguir un rumbo. En países como el nuestro parecería que todo está en el centro y en la periferia al mismo tiempo, ?la Biblia y el calefón?. Pero en países como Suecia lo marginal es algo casi irrecuperable. Déjame entrar es precisamente una crónica de estos márgenes. No es casual que la novela empiece con un apartado llamado ?El lugar?, donde se describe al poblado de Blackeberg.Los eventos transcurren entre el 21 de Octubre y el 12 de Noviembre de 1981, y están descritos en forma de una crónica día por día, desde la perspectiva de varios personajes. Esta suerte de multiplot nos permite un panorama más amplio de esta pequeña comunidad de Blackeberg.Todas las comparaciones son odiosas, pero puestos a ello, se podrían trazar analogías con “La peste” de Albert Camus y con “La naranja mecánica” de Anthony Burgess. En algún lugar entre estos dos íconos de la literatura universal podemos situar a “Déjame entrar”.Publicado en Leedor el 12-07-2009