Roberto Ferro: entrevista

1
24

Escritor, crítico literario, el Doctor Roberto Ferro está a cargo de la edición crítica de Operación Masacre, seguida de la Campaña Periodística, de Rodolfo Walsh. Conversamos con él.Entrevista Roberto Ferro: Walsh, un escritor que permite múltiples lecturas.

- Publicidad -

Nos encontramos en el estudio de Roberto Ferro, escritor y crítico literario. Ferro es además Doctor en Letras por la Universidad de Buenos Aires, profesor e investigador de la Facultad de Filosofía y Letras. Dicta cursos y seminarios de posgrado en Venezuela, México, Francia e Italia. Es miembro del Consejo de Redacción de numerosas revistas académicas y literarias.

Entre sus libros encontramos El asesino tiene quien le escriba, Lectura (h)errada con Jacques Derrida, El lector apócrifo, La ficción. Un caso de sonambulismo teórico, Línea de flotación y Onetti. La fundación imaginada y lo que nos trae hoy a conversar con él es la reciente publicación de Operación Masacre, seguida de la Campaña Periodística, de Rodolfo Walsh, ya que esta edición crítica que publica Editorial De la Flor está a su cargo.

-¿Porque Walsh es tan recurrente en su trabajo?

Roberto Ferro- Es una mezcla de varias cosas, entre 1985 aproximadamente y 1989 yo llevo a cabo una investigación en la búsqueda de dilucidar, para ver cuál había sido el recorrido de Walsh para establecer el modo en que habían sucedido los acontecimientos. El primer movimiento es entrevistar a un conjunto de gente vinculada a esa investigación al Dr. Von Kotsch, a Enriqueta Muñiz, a Jorge Dillon, entre muchos otros, todos ligados a la investigación, y rastreo el corpus completo de la campaña periodística. Como consecuencia de esto en 1988 leo en La Plata una ponencia en la que ya planteo que Operación Masacre es un corpus. Luego se publican en 1990 por primera vez los artículos de Revolución Nacional, en esta edición ?Yo también fui fusilado?, posteriormente Laforgue hace una obra muy interesante primero para la revista que dirigía Ruffinelli, Texto Crítico, y después se publica por Alianza un volumen con textos de algunos críticos importantes de Walsh donde está incluido mi artículo ?Investigación y escritura?.

Después hice una edición crítica anotada de Caso Satanovsky, pero durante todo ese tiempo quedó ese material de esa investigación pendiente y en el 2000 Amos Segala que dirigía “Archivos” me ofrece hacer una edición de Operación masacre y comienzo a trabajar, no llego a firmar contrato, “Archivos” cierra, me queda ese material y se lo ofrezco a Divinsky y ahora aparece Operación Masacre seguido de la campaña periodística que es una parte del libro del Archivos. Por lo tanto todo este tiempo yo he estado leyendo, investigando, publicando cosas sobre Walsh pero también existe el problema del negocio editorial que considera que Walsh es un escritor que sólo debe ser atendido desde una perspectiva y no hay para cabida trabajos críticos o filológicos sobre él. O sea, yo tengo todo eso desde hace muchísimo tiempo.

-Pero ¿cuál es la perspectiva editorial que enarbolan, es decir, quién decide esta u otra?

R.F.-Digamos que hay determinadas perspectivas, por ejemplo una edición filológica de las cuatro ediciones de Operación Masacre y de Mayoría consideran que no serían viable para el mercado, bueno quedó ahí, está la investigación, yo la fui haciendo, he renovado, ahora sí tengo un libro que posiblemente salga en unos meses que se llama Fusilados al amanecer, Walsh y el crimen de Suarez donde cierro todo un ciclo de veinte años de trabajo sobre la obra de Walsh.

Es recurrente por esa cuestión, porque yo lo he trabajado en seminarios como escritor y porque sigo pensando que ese es el rasgo decisivo de Walsh , el modo en que procesa esta escritura, digamos un diálogo con el mundo y con la sociedad.

¿Y cómo aparecen los derroteros ideológicos de Walsh, si aparecen ahí? Tal vez el libro no era demasiado izquierdoso y sí más peronista.

R.F.- No, no, hablemos de la biblioteca, mientras yo estudiaba a Walsh, a Onetti, Derrida y a Macedonio Fernández, esos eran los posibles cruces. Yo trabajé a Walsh en la perspectiva del policial, como debate con la cuestión del testimonio y la no ficción y por lo tanto cambié mi relación con la tradición de la literatura argentina de aquellos años. Cómo aparece la cuestión ideológica, está muy claro, yo lo planteo, Walsh inicialmente se encuentra con un caso como extrapolado de las novelas policiales que es ?se ha cometido un crimen? y demuestra que el hostigamiento es un crimen pero que el criminal es el Estado.

Lo mismo va a encontrarse con Satanovsky y finalmente va a llegar a la conclusión de que todas las investigaciones terminan conmoviendo a la justicia porque la justicia está vinculada a un Estado que es opresor y un estado clasista y entonces decide cambiar el Estado, o sea, Walsh fue un tipo muy corajudo , eso está, lo que ocurre es que Walsh era un gran escritor y no alcanza , no se puede agotar en la política, hay que entender otras cuestiones, era un gran escritor porque en esta Argentina nuestra donde ha habido tantos asesinatos políticos porqué se sigue sosteniendo el fusilamiento ilegal donde mueren cinco civiles, cincuenta o sesenta años después, porqué , porque está bien escrito, esto da lugar a estos aspectos que a mí siempre me han apasionado como es la incesancia de la escritura en el sentido de cómo funciona, luego no hay que olvidarse de que Walsh era un traductor, eso es importante , yo creo que hay una deuda todavía con Walsh, la crítica y la teoría literaria tienen una deuda , está muy saturada una cierta zona de Walsh vinculada a ciertos aspectos ideológicos y se deja de lado otras cuestiones que tienen que ver con la dimensión tan compleja de su escritura.

-¿Algún otro proyecto?

R.F. – Como le decía hay un libro que saldrá en los próximos meses Fusilados al amanecer, Walsh y el crimen de Suárez, en el que trabajo con la idea de que hay un primer artículo que publica Walsh ?Yo también fui fusilado? funciona como un texto de todo el corpus. Con esto estaría cerrando. Tengo una deuda con un libro sobre Cortázar que tengo planificado hace mucho tiempo. También trabajo en estas semanas sobre un nuevo libro de Derrida.

-Muchas gracias Roberto.

Publicado en Leedor el 9-07-2009

  • Nazarena Lerner

    Hola,me encantó en todo en lo que trabajas y te has esforzado mucho,yo conozco a tu hija y a tu mujer en persona ,les mando beso a toda tu familia,con cariño, Nazarena Lerner