Otras Letras, librería LGTB

0
12

¿Son necesarias las librerías especializadas? A juzgar por la demanda y la acogida del público, sin duda.
Se inauguró en Buenos Aires la primera librería dedicada a la cultura LGTB.OTRAS LETRAS, PRIMERA LIBRERÍA LGTB ARGENTINA

El amplio y acogedor ámbito de Chueca Downtown (Alsina 975, Capital Federal) alberga desde el pasado 24 de junio a Otras Letras, la primera librería argentina consagrada exclusivamente a la cultura LGTB.

¿Son necesarias las librerías especializadas? A juzgar por la demanda y la acogida del público, sin duda. Y muy en especial si su foco se centra en un colectivo históricamente proscrito, invisible en el mejor de los casos, perseguido y humillado poniéndonos en lo peor.

Los mentores de la iniciativa, Aldo Fernández y Claudio Sartori, llevan un par de años en Internet con su librería on line homónima y han decidido ampliar su oferta con un local físico que, ?además de ofrecer la literatura que se encuentra mal y poco en las grandes tiendas, oficie como lugar de encuentro, una invitación al coloquio y un motor de impulso a una cultura con perfiles propios?, nos dicen.

Y razón no les falta. Las multinacionales del libro, siempre alertas a las tendencias del mercado, van incorporando progresivamente títulos de temática LGTB – no confundir con el engañosa etiqueta de ?literatura lésbica, gay o queer?. La literatura es una y única y otro cantar es su variedad de géneros -, pero aún así, y muy especialmente en el ámbito latino, tanto escritorxs como lectorxs topan con serias dificultades a la hora de que sus libros encuentren el lugar adecuado en los puntos de venta.

Sarah Waters, Yukio Mishima, Rita Mae Brown, David Leavitt, Patricia Highsmith, Marguerite Yourcenar y André Gide, por mencionar un puñado de ejemplos, son habitués de cualquier librería del mundo. Pero con harta frecuencia quienes buscan títulos en lengua castellana se dan de bruces contra el desinterés de las editoriales y sus distribuidoras por traer al país los catálogos de las centrales europeas o deben rebuscar entre los anaqueles dudosamente clasificados como ?Literatura Erótica? en las librerías autóctonas. Por añadidura, buen número de clientes, ya sea por timidez o por temor a revelarse como homosexuales, ni siquiera compran ?su? literatura en su tienda habitual. Tanto mejor la opción mucho más costosa pero segura: la anónima envoltura estampillada de una compra por Internet.

Aventurarse con una librería dedicada al universo de las identidades afectivas diferentes a la heterosexual es, por tanto, una inequívoca declaración de principios. Bastantes escritorxs de temática LGTB han atravesado su propio río Estigia en frágiles barcas al borde del naufragio o han sido y son protagonistas dolidos de la perversa represión de los ?bienpensantes?. Sus lectorxs lo saben, se identifican como sus pares y espejos y entablan con su obra una comunicación profunda y cómplice de doble carril, extensible al espacio físico que atesora aquello que por fin se encuentra sin cortapisas ni pudores innecesarios porque se está como en casa. ¿Ghetto? Nada de eso, las puertas están abiertas a cualquiera que le interese la buena literatura. Pero decididamente no da igual una librería LGTB que otra cualquiera. Hilando fino, es un lance de claro tinte político y reivindicativo en favor de la normalización activa y la presencia explícita de un extenso colectivo social.

Este ambiente de conspirativa alegría se palpaba el día de la inauguración. Mucha gente amiga o curiosa, las estanterías de la flamante Otras Letras de cara al escaparate de la calle Alsina exhibiendo una selección aún frugal pero muy selecta de buenos títulos de narrativa, ensayo, teatro, cine y fotografía (“La gran mayoría son importados. Aquí no hay editoriales especializadas. Pensamos que hay un mercado interesado en estos temas, aún más allá de la elección sexual de cada uno. Esperamos que con la demanda los precios se vuelvan más competitivos”, explican Sartori y Fernández). Entre vinos, tentempiés, encuentros y reencuentros, un alto para la inauguración oficial a cargo de los escritores Alejandro Modarelli y Ernesto Meccia, María José Lubertino, Presidenta del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), los orgullosos anfitriones y quien esto escribe.

Los dueños de Otras Letras no ocultan su entusiasmo ilusionado por la flamante empresa. En su cartera de proyectos traen la realización de talleres literarios, sesiones de cine, charlas y presentaciones de eventos, la promoción de obra de escritores nuevos y, por qué no, una editorial temática en un futuro no lejano.

Una noche importante en el corazón del porteño barrio de Montserrat. Para el colectivo LGTB en particular, y por extensión para la cultura argentina que va sacudiendo de a poco los lastres de exclusiones tan injustas como maniqueas.

Susana Guzner

Escritora y psicóloga argentina. Es autora de La insensata geometría del amor, Punto y aparte, Detectives BAM, Aquí pasa algo raro, 72 juegos para jugar con el espacio y el tiempo y co-autora de varias antologías. Colabora en diversos medios tradicionales y de Internet.

www.susanaguzner.com http://www.facebook.com/susanaguzner