Mike Leigh

1
4

Revisamos la filmografía del británico Mike Leigh, director de La felicidad trae suerte. Inglaterra ha sido, y continúa siendo, la cuna de grandes exponentes de la industria cinematográfica. Cuando se piensa en los máximos actores de la historia del séptimo arte, inevitablemente la elección incluirá intérpretes británicos famosos. Nombres como Lawrence Olivier, Alec Guinness, Sean Connery y Anthony Hopkins serán insoslayables. Si la búsqueda se orientara a directores de cine, las opciones se repartirían en varios países tales como Italia, Francia, Rusia, Alemania, Estados Unidos mismo, aunque también Inglaterra. En la actualidad varios de los países antes nombrados se encuentran en ?crisis? cinematográfica, entendiendo por ello que están faltando ideas originales y talentos que las desarrollen.

Por suerte, el cine británico revela ser una de las pocas excepciones a dicha tendencia generalizada, siendo Mike Leigh uno de los ejemplos más destacados. Su cine guarda cierta afinidad con otro grande, nos referimos a Ken Loach, y la lista se acrecienta con nombres como Stephen Frears, Kenneth Branagh, Terry Gilliam, Peter Greenaway, Michael Winterbottom y el recientemente desaparecido Anthony Minghella.

Lo que distingue al cine de Mike Leigh es un nivel parejo y muy alto en lo que a calidad se refiere. Nacido cerca de Manchester en 1943 su producción se reparte en forma pareja entre films para la televisión financiados por la prestigiosa BBC y hasta ahora diez para su exhibición en salas cinematográficas.

Su carrera se inicia en 1971 con ?Bleak Moments?, una de sus mayores obras que lamentablemente nunca fue estrenada en nuestro país y donde ya asoma un tema recurrente en su filmografía, ya insinuado en el título del film (algo así como grises o sombríos momentos). La historia de una joven oficinista de clase media baja, que debe cuidar a una hermana mentalmente disminuida, y cuya esperanza es formar pareja está magníficamente desarrollada con actores desconocidos y es una las obras más cercanas a la de su compatriota Ken Loach.

Luego de un intervalo de 17 años, marcado por su colaboración con la mencionada BBC, se estrena su segundo gran largometraje ?High Hopes?, también inédito en Argentina, donde su nueva mirada en la clase obrera inglesa se muestra algo más optimista.

Es recién con su tercer film, ?La vida es formidable? (?Life is Sweet?), de 1991 que se comienza a conocer al director localmente. Nuevamente ambientada en un medio de clase baja, aunque esta vez en un suburbio de Londres, aparecen por primera vez algunos actores de presencia recurrente en futuros films. Alison Steadman (con quien estuvo casado por casi 30 años), Jim Broadbent y Timothy Spall son algunos de ellos.

El siguiente largometraje de 1993, ?Naked?, tampoco se conoció en nuestras pantallas, con una absorbente actuación de Davis Thewlis (?Siete años en el Tibet?, varios Harry Potter, ?El niño con el pijama de rayas?) como el misógino Johnny, que no respeta a nadie.

Sería su quinto film, ?Secretos y mentiras?, el que lo consagraría mundialmente al obtener la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 1996 y posteriormente el Oscar a la mejor actriz para una interpretación inolvidable de Brenda Blethyn, quien descubre ser la madre de una mujer de raza negra (excelente actuación de Marianne Jean-Baptiste).

La singular carrera de Leigh continúa en 1997 con ?Simplemente amigas? (?Career Girls?) donde reúne a Alison Steadman y Katrin Cartlidge (?Contra viento y marea?, ?Naked?), en un cálido relato donde investiga el comportamiento del alma femenina, tema presente a lo largo de toda su obra.

?Topsy Turvy?, fue producida en 1999 siendo algo atípico dentro de la obra del realizador. Parece más bien un producto de encargo al ser una gran producción, muy alejada de los relatos intimistas de sus obras anteriores. Refiere la colaboración de los célebres maestros de la opereta británica, Gilbert y Sullivan, y como montaron sus obras más famosas (?The Mikado?, ?La princesa Ida?, ?The Yeomen of the Guard?). Excelente Jim Broadbent como W.S.Gilbert y Timothy Spall como uno de sus actores. ?Topsy Turvy? que podría traducirse como ?patas para arriba? no es una obra menor de Leigh y es una prueba más de su enorme versatilidad e imaginación.

?A todo o nada?, del año 2002, marca el punto más alto de la colaboración entre el director y Timothy Spall. Tiene varios puntos de contacto con su debut en 1971, tanto por el medio en que se desenvuelve la trama como por los personajes entre los que se destaca el taxista que compone Spall, su esposa y empleada de un supermercado (Lesley Manville, otro rostro habitual) y dos hijos obesos habitualmente ociosos.

La penúltima realización de Leigh es también otra obra mayor. ?El secreto de Vera Drake? ganó el León de Oro del Festival de Venecia en el 2004. Al igual que gran parte de las obras anteriores está centrada en un personaje femenino, en este caso una mujer abortista (impecable Imelda Staunton) en épocas lejanas y de poco tolerancia, en plena década del ?50.

Finalmente nos llega ?La felicidad trae suerte?, que compitió en el 2008 en Berlin. Permite descubrir otra brillante interpretación femenina, la de la inolvidable Sally Hawkins como la optimista Poppy y corroborar que Mike Leigh es uno de los mayores nombres de la cinematografía mundial en la actualidad.

Publicado en Leedor el 20-06-2009