Rodrigo Vázquez

0
16

Desde Paraguay donde se encuentra filmando, un registro de este joven documentalista argentino, integrante de Al Jazeera UK.

Rodar películas en épocas de globalización, y en contra de ella.

Rodrigo Vázquez es un cineasta argentino nacido en 1969 y residente en Londres.

Ha sido cronista durante 12 años en las principales zonas de conflicto en el mundo, destacándose su trabajo en la zona de Gaza que ha cosechado diversos premios internacionales.

También ha dirigido Looking for the Revolution dentro de la serie Democracy para la BBC de Londres.

Ya integrado al proyecto de Al Jazeera International, desarrolla Witness y People&Power, investigando y registrando procesos político-sociales en Boliva, Argentina, Paraguay, Brasil, Perú y Venezuela. Quizás desde aquí es que ha dicho que pudo conocerla América profunda desde proyectos generados fuera de ella.

Dos de sus películas han sido exhibidos el mes pasado en Buenos Aires: Evo Morales y Niños Mineros.

Es indudablemente una posibilidad clara de acceder a otra historia sobre nuestras sociedades.

¿Qué significa documentar procesos históricos y políticos en Latinoamérica?

Creo que el cine documental y la televisión como amplificador de ese cine pueden convertirse en armas políticas de gran importancia si son producidos desde y para las mayorías no representadas en los medios masivos de comunicación. En el caso de América Latina, los medios de mayor circulación y audiencia suelen estar en manos de corporaciones privadas, las cuales se sirven de ellos para promover sus propios intereses económicos. Esta situación, harto conocida ya, pero sobre la cual las clases populares y medias de nuestros países no han actuado todavía, impide representar la voz de las mayorías nacionales de forma democrática y plural. Los medios privados suelen manipular a la opinión pública para defender sus intereses económicos más que para promover proyectos políticos que beneficien a la mayoría del pueblo. Dicha utilización se da de manera bastante uniforme y similar en todo el subcontinente, con la excepción de los medios estatales, los cuales suelen tratar de balancear este desequilibrio haciendo contra propaganda, si el gobierno y las corporaciones no comparten intereses económicos, mas o menos sofisticada dependiendo de la política de medios del gobierno en cuestión. Como resultado, falta un espacio verdaderamente independiente para difundir documentales y cine político. Documentar procesos históricos es para mi, en este contexto, una obligación como latinoamericano interesado en el progreso social, económico y político de mi pueblo, ya que carecemos de un espacio de producción independiente desde el cual se pueda contar la realidad con independencia y con una mirada que supere la coyuntura política y económica en la cual los factores económicos juegan con la representación de procesos históricos y políticos para defender sus propios intereses, los cuales no son necesariamente los de la mayoría del pueblo.

¿Cómo articulás estos documentales con los que has hecho en otras latitudes?

La cuestión de la liberación nacional es, creo, el eje que articula mi trabajo. En Cachemira he utilizado la cámara para movilizar a un pueblo en el cual el DIA antes de la filiación se había producido la desaparición forzada de una pareja cuyos hijos, de entre 6 y 12 años de edad, habían quedado desamparados, mientras el pueblo no se decidía a salir a protestar por miedo a que hubiera una masacre a manos del ejercito hindú, cuyos comandos secuestran civiles todos los días en esa región. El paralelismo entre esa situación y aquellas que viví de chico en la Argentina de la dictadura es obvia. La cámara y mi calidad de periodista extranjero me sirvieron para convencer al pueblo reunido en asamblea que valía la pena salir a buscar a la pareja desaparecida al cuartel militar de la región porque, dije, el ejército no se animaría a disparar contra nosotros si estaba mi equipo registrando lo que estaba ocurriendo. Marchamos hasta el cuartel, lo rodeamos. La gente empezó a manifestarse. Llegaron los medios locales a cubrir el lío que habíamos armado y tras negar durante horas que la pareja estaba detenida allí, los militares finalmente liberaron a la madre de los chicos. Ella nos contó que había sido torturada. Haber vivido en la Argentina de los 70 me sirvió para decir nunca mas en muchas situaciones y para saber que el silencio del pueblo impulsa la represión. Hoy los medios pueden tener una penetración mucho más grande que hace 30 años y determinar, no solo la caída de un gobierno, sino también una revolución. En el caso descrito, la cámara sirvió para movilizar a un pueblo y liberar a una mujer de la tortura.

¿Cuál es el proceso de investigación y creación que llevan a cabo antes o durante la filmación?

La investigación previa es exhaustiva. Accedo a la historia a través de todos los ángulos posibles y genero contactos a todo nivel para hacer posible la producción. En el caso de, digamos, Cachemira o Palestina, esto incluye contactos reservados y secretos, un protocolo de seguridad estricto y maniobras de anti seguimiento. Este protocolo se mantiene durante la filmación, con especial atención a la seguridad del material filmado. La hipótesis de partida es que algún servicio de inteligencia puede estar siguiendo nuestros pasos y debemos proteger nuestras fuentes. Es decir, tenemos que filmar como si fuéramos una guerrilla actuando en territorio enemigo.

¿Cuáles son tus referentes como productores de documentales?

Raymond Depardon, Juris Podniesk, David Munro, Raymundo Gleyzer, Jorge Denti (un amigo), Chris Marker y Santiago Alvarez.

¿Qué es AL Jazeera UK?

Al Jazeera English es un canal satelital con base en Qatar, público, que se planteó desde su creación ser la contracara de la CNN. Tiene una sección de documentales única, Witness, que muestra documentales independientes. El canal es financiado por el Estado de Qatar, cuyos ingresos son 100% resultado de la actividad petrolera en el Golfo Pérsico.

¿Cuáles son los proyectos inmediatos?

Estoy haciendo un documental sobre campesinos sin tierra en el Paraguay, país en el que viví mucho, y preproduciendo la continuación de un documental que hice en la Franja de Gaza en 2007 sobre Hamas.

¿Qué cine mirás?

Miro mucho cine infantil porque suelo ir al cine con mi hija. Además del cine político y social que obviamente me interesa, veo cualquier cosa. De cada película aprendo algo.


Foto copete:
gracias www.redrural.org.py

Publicado en Leedor el 15-06-2009