Artes en Cuestión: 1ª Jornad

0
6

Realizadas en la Facultad de Artes y Ciencias de la Conservación de la Universidad del Museo Social Argentino, las 1eras Jornadas de Investigación lograron poner en cuestión la teoría y la praxis en el campo del Arte ContemporáneoArtes en Cuestión

La tarea de la Investigación: Repensar el ?modus operandi?

?Lo que resulta arduo es captar profundamente la dificultad. Debido a que se la comprende al ras de la superficie, sigue siendo simplemente la misma dificultad que era. Tiene que ser arrancada de raíz; y eso implica que comencemos a pensar de una manera nueva?
(Ludwig Wittgenstein, ?Ocasiones filosóficas?)

Los objetivos que motivaron las 1eras Jornadas de Investigación como la difusión e intercambio de investigaciones académicas, la promoción de producción teórica, el cuestionamiento integral sobre distintas problemáticas que giran entorno al arte contemporáneo, favorecieron un entrelazamiento productivo, intelectual y relacional, entre los distintos actores que componen la Universidad.

El trazado de estas coordenadas permitió la posibilidad de explorar la compleja relación entre la Teoría del Arte y la Práctica artística en un espacio interdisciplinario y multifuncional. Entendiendo a esta relación como una práctica de reciprocidad continua, funcionó como caja de resonancia, auspiciando la elaboración de pensamiento crítico en torno a las condiciones de producción de la investigación y sus respectivos objetivos, alcances y efectos de sentido.

Las investigaciones expuestas en las Jornadas ponían en cuestión diversos conceptos que giraban ?en torno a? o ?acerca de? problemas que construyen las lógicas y entendimientos comunes y establecidos del campo artístico. Nos ponían cara a cara con el problema, evidenciando la construcción del objeto de investigación en función de un marco teórico, no exento de dificultades, que ponía bajo la lupa los múltiples aspectos de la realidad presentes en el problema.

De este modo, se justificaron diferentes ?modos de operar? en cuanto a la labor que conlleva la investigación, entendida como producción de conocimiento. Frente a la misma, nos enfrentamos con el arduo trabajo de construcción de un discurso propio que no sólo tiene que ser coherente con el método aplicado sino también con nuestra línea de pensamiento y las condiciones desde las cuales vamos a producir conocimiento, traspolando conceptos propuestos desde una revisión y aplicándolos a nuevos usos.

Fue una instancia de análisis de discursos ajenos y propios en relación con las condiciones de producción que los originaron y sus posibles condiciones de reconocimiento; abriendo paso a múltiples lecturas o perspectivas en los trabajos de investigación.

Se propuso una práctica de investigación que vaya más allá de lo académico, que lo supere mediante una reflexión de posicionamientos y discursos que se aplique no a lo entendido o postulado como verdad absoluta y única sino, como señala Pierre Bourdieu, a la ?ciencia que se está haciendo?. Siguiendo a este autor, podríamos aclarar que la tarea del investigador no se trata de esclarecer normas de perfección, estériles, de obediencia a un sistema de reglas lógicas instaurado que tiende a la clausura y a la negación de la flexibilidad de las definiciones que constituye una de las condiciones primordiales del descubrimiento. Al contrario, la tarea del investigador tendría que definirse como un hecho constructivo en función ?de una problemática teórica que permita someter a un sistemático examen todos los aspectos de la realidad puestos en relación por los problemas que le son planteados?. Alcanzar y poner en práctica continua un estado crítico y autocrítico de las condiciones de producción del conocimiento gracias a un afán de penetrar y socavar perennes antinomias científicas dominantes que estructuran y dictan las bases de la investigación.

El espacio abierto por las Jornadas, como posible Laboratorio de Ideas, posibilitó la práctica de la Teoría desde la perspectiva de la reflexividad que hace foco en los haces de relaciones que el Arte traza con lo social, lo político, lo económico y el poder. Una Teoría que no exprese cosas o estados sino relaciones y procesos: la posible conquista del hecho contra la ilusión del saber inmediato (Bourdieu, 1990).

A través de la preeminencia de las relaciones, el investigador podrá colocarse entre las cosas, en el medio de las mismas sin sentirse obligado a elegir entre una u otra; podrá moverse dentro de la conjunción y provocar el movimiento desmitificador de las concepciones y construir desde esa zona que Deleuze a caracterizado como un ?arroyo sin principio ni fin que socaba las dos orillas y adquiere velocidad en el medio?.

Es allí, posible lugar de donde poder investigar y repensar el arte contemporáneo en íntima relación no sólo con las condiciones que lo produjeron sino también en simultaneidad con el arte del pasado.

Asimismo, las Jornadas tendieron un puente entre el pensamiento y la acción, retomando la pregunta sobre la articulación entre el pensar ?teórico- y el quehacer. Como señaló en la Mesa Redonda -?Pensar las condiciones para la investigación y el pensamiento crítico en torno al Arte?- Ana Longoni, la investigación tiene que devenir en la producción de la memoria a través del uso de ?experimentos de activación de la experiencia?, cuyo objetivo principal es retomar el legado artístico crítico del pasado sin clausurar ni neutralizar su espíritu radical.

Raúl Manrupe, otro de los expositores que participaron de la Mesa Redonda, presentó los problemas con respecto a las condiciones que los investigadores deben afrontar actualmente en nuestro país. La gran brecha y vació en el tema que provocó la dictadura, la clausura de la investigación en torno al ?arte popular? y la falta de archivos públicos son tan sólo algunas de las dificultades que se deben salvar cuando se comienza con una investigación. La complicada disputa entre lo público y lo privado, las adquisiciones de bienes culturales que sólo sirven para el deleite personal; acompañados de una carencia total de políticas culturales, hace que el campo artístico local siga siendo elitista, dependiente de modelos ajenos y carente de instituciones críticas. Tal situación hace urgente no sólo la producción teórica sino también la formulación de modos de acción emancipatorias al interior del seno institucionalizado.

Siguiendo los vectores que traza la articulación entre pensamiento y acción, otra de las participantes de la Mesa y docente de la Universidad del Museo Social Argentino, Andrea Racciatti, expuso su trabajo como artista visual a modo de bisagra entre la tarea de investigación y el quehacer al cual se enfrenta el artista en la construcción de su obra. Como artista, señaló que estas dos instancias se entrelazan en su obra. Podríamos pensar, sin caer en categorizaciones invariables, que el acto de creación artística posee estas dos etapas dentro de un proceso más amplio. Por un lado, un período pre-material, conceptual, de investigación teórica y visual; y por otro, una fase material y objetual. El acto creador es, al igual que el discurso que formula un investigador, un proceso de construcción en el que se originan relaciones heterogéneas entre teoría y praxis.

Posiblemente, estos sean algunos de los usos que le deberíamos otorgar a la investigación, el de poder pensar la coyuntura entre teoría y acción desde una condición política y práctica. Un camino donde la teoría no se restrinja a la mera comprensión contemplativa del Arte y sus supuestos sino que nos facilite las herramientas técnicas para llevar a cabo un acto de cambio y renovación colectivo que ensanche nuestro margen de actuación, desentendiéndonos de los excesivos códigos que rigen al campo artístico contemporáneo. Socavar determinadas estructuras y actuar con la convicción de la potencialidad que tiene la investigación para crear alternativas, aperturas y cambios dentro de un sistema estandarizado. Situarnos en una zona de tensiones y conflictos para localizar y arrancar de raíz la dificultad; permitiéndonos pensar desde una nueva perspectiva y bajo una nueva forma.

Trabajos expuestos:
Repensar a los medios desde la acción artística: El caso de Tucumán Arde“, por Laura Reginato, egresada de Curaduría e Historia de las Artes.
Génesis de una obra, la palabra del artista?, por Mariela Piombino, alumna 4to año de Artes Visuales.
?Los problemas de la emisión y la recepción en la muestra Somewhere / Nowhere, de Félix González Torres?, por Julia Orquera Bianco, alumna 4to. año Artes Visuales.
En busca del aura perdida, de Walter Benjamin a Marcel Duchamp” por Gabriela Felitto Müller Licenciada en Curaduría e Historia de las Artes UMSA.
Nuevo coleccionismo latinoamericano e industria cultural” Alejandro Zuy, egresado de Curaduría e Historia de las Artes.
?El mito de Orfeo en las artes plásticas y en la música? Claudia Guzmán, alumna 2do año, Curaduría e Historia de las Artes.

Organizadas por las siguientes catedras de la Carrera de Historia de las Artes y Curaduría:
Sociología del Arte
Medios Audiovisuales I y II
Seminario de Investigación e Integración de las Expresiones Artísticas.

Referencias Bibliográficas

BOURDIEU, P., CHAMBOREDON, J.C., y PASSERON, J.C. (1990) El oficio del sociólogo. Siglo Veintiuno Editores: México.

DELEUZE, G., GUATTARI, F. Rizoma (Introducción a mil mesetas).

VERÓN, E. (1987) La semiosis social. Fragmentos de una teoría de la discursividad. Gedisa: Buenos Aires.

Compartir
Artículo anteriorBuscado
Artículo siguienteLocura, la otra mirada