Buscado

0
6

Con un texto que asedia una teoría posible del sujeto, Buscado escenifica un viaje potencial la identidad imposible.Con un texto que asedia una teoría posible del sujeto, Buscado escrito y dirigido por Agustina Gatto, escenifica un viaje potencial hacia la búsqueda de lo que Lacan llamaría la identidad imposible. Así es la marcha de este sujeto escindido y alienado que en un recorrido entre onírico y alucinado, atraviesa megalópolis como Tokio, Distrito Federal o New York, encontrando siempre los mismos rostros que juegan, cada vez, distintos roles en ciudades que son un magma que los apropia indiferente. Esta búsqueda real o simbólica puede acontecer en cualquier sitio.

Lo manifiesto es la búsqueda de un padre que halla a su hijo encerrado en una celda de cristal, resistiendo con carácter todo intento de comunicación o intercambio con él.

Un hombre tocando un piano y una mujer clarinetista serán los segmentos que, como en un rompecabezas de piezas intercambiables, le permitirán a ese hombre encontrar los trozos de su ser, pasar a ser el hijo, encerrarse él también en la celda transparente e inasequible donde el grito es el enunciado y al mismo tiempo el silencio.

Buscado es un viaje hacia una Ítaca esquiva e inestable como ese sujeto que en las distintas secuencias, encarnará todos los roles en torno de lo familiar, que no son otra cosa que una reconstrucción de su propio ser en el mundo.

El logrado diseño espacial ofrece los contrastes (piso negro, panel de fondo blanco níveo y multifuncional) en donde se reflejan las posibles construcciones parentales y una novela familiar narrada al revés, no hay niño que elabore su independencia de los padres, sino un padre que se construye a través de la búsqueda de(l) hijo.

El proyecto de iluminación acierta a pleno acompañando el contraste de la paleta escenográfica, alcanzando momentos de inclemencia e intemperie, ya que es allí, en la intemperie donde esta búsqueda se realiza.

El vestuario logra diferenciar y focalizar a los personajes y los roles cambiantes y el video que completa y cierra la narración es de alta calidad.

Los protagonistas transitan su derrotero con acierto y oficio, saliendo a contar una historia en donde lo manifiesto es sólo una excusa para narrar lo recóndito. Buscado propone el desafío de ser espectadores del re-armado de un ser y atrapa por su dramaturgia, su montaje y su bienvenida ausencia de previsibles.

Nota relacionada: Entrevista a Agustina Gatto.

Publicado en Leedor el 8-06-2009