Adventureland

0
4

Aire fresco en la cartelera porteña

“Siempre quise que esta película tuviera un poco de la sensación de una canción pop” Greg Mottola.

“Todos los cambios, hasta los más deseados, vienen con su melancolía, pues lo que dejamos atrás es parte de nosotros mismos. Debemos morir a una vida antes de poder entrar en otra”. Anatole France (Premio Nobel 1921)


Dulce y Melancólico.

Como periodista intento siempre no usar la primera persona para realizar una crítica, para poder alejarme entre otras cosas del famoso y fácil ?me gustó o no?, pero en este caso me resulta imposible. Ya que ?Adventureland, un verano memorable? es divertida, tierna y profunda a la vez. Ya que todos los que vivimos o vivieron de forma intensa la adolescencia se verán reflejados en alguna situación de esta historia.

Greg Mottola demuestra una vez más sus dotes de gran director y descubridor de actores, y su enorme capacidad para ser profundo siempre con el halo de lo cómico.

En el año 1987 James Brennan (Jesse Eisenberg) entusiasmado por el fin de la universidad, sólo desea concretar su viaje a Europa de verano con su amigo. Pero a sus padres, entre otros problemas, les pega la crisis económica de Reagan y no pueden apoyarlo en el viaje. Así, casi desesperanzado, no le queda otra que pasar su verano en ?Adventureland?, un parque de diversiones de moda, que no es otra cosa que, en una primera mirada, la decadencia misma.

James descubrirá con los días que ese trabajo aburrido y de sueldo mínimo cuenta en lo profundo con un mundo de nuevos amigos que como él, están tratando de descubrir sus propios deseos y sueños. Con el agregado que allí trabaja Em Lewin (Kristen Stewart, la protagonista de la reciente ?Crepúsculo?) que despierta en James el deseo de luchar por el amor de una mujer.

Greg Mottola ya había pergeñado esta historia con toques autobiográficos, cuando el dúo Judd Apatow y Seth Rogen, lo convocó para dirigir ?Supercool? que terminó resultando un éxito y una renovación en la comedia de iniciación norteamericana.

Las situaciones de comedia en este film, que son muchísimas y excelentes, están siempre en beneficio de la trama y no le juegan en contra. Se puede afirmar que no hay nada más alejado de la saga ?American Pie? que ?Adventureland?.

La música de fines de los ´80 es otra protagonista más de la película. Desde los Rolling Stones, David Bowie y Lou Reed, hasta los más ?pesados? Judas Priest, que se presentaron hace unos meses en Buenos Aires.
Varios son los tiernos personajes que acompañan a James, como Frigo, ese amigo molesto y de bromas pesadas que todos tuvimos alguna vez y parece que nunca madurarán. Joel, loco por la literatura rusa. Mike Connell, el ya maduro que cultiva aún su aparente espíritu salvaje. Lisa P. como la despampanante chica del parque de diversiones, su aparición es un oasis en la aburrida rutina del trabajo.

Adventureland: un verano memorable, según su título local, entonces, es un aire fresco en la cartelera. Una película inteligente sobre la iniciación, sobre el amor, los ´80, las elecciones de vida y sobre la amistad, que en palabras de Shakespeare, es el único material precioso que al extenderse no pierde sustancia.

Publicado en Leedor el 5-06-2009