Héroes sin atributos

0
10

En este trabajo presentado en la última Feria del Libro de Buenos Aires Julio Premat indaga las autofiguraciones de autor en la Literatura Argentina.JULIO PREMAT
HÉROES SIN ATRIBUTOS
FIGURAS DE AUTOR EN LA LITERATURA ARGENTINA
FONDO DE CULTURA ECONÓMICA

Este libro ya está en la tienda Leedor.

Elegir un texto entre la inmensidad de tentaciones que la Feria del Libro propone cada año es una tarea imposible. Reseñar uno o más textos para cualquier publicación durante el lapso que dura la feria es una tarea insalubre porque cada texto en su especificidad propone distintas entradas que a la postre proveen de un sentido que decanta lentamente.

Julio Premat, catedrático argentino residente en París, presentó en la última Feria de Libro, su última producción: Héroes sin atributos, en este trabajo que indaga las autofiguraciones de autor en la Literatura Argentina, Premat se ocupa de indagar cómo Macedonio Fernández, Borges, Di Benedetto, Osvaldo Lamborghini, Saer, Piglia y Aira, se construyen a sí mismos por las huellas que se encuentran en sus textos. Esas autofiguraciones se perciben como un vestigio que el texto deja. Esto vestigios no son tributarios de los biografismos, sino que por el contrario son marcas que el texto evidencia en un camino retrospectivo, hacia el final de la lectura y explorando hacia atrás la obra, se consuma una posible figura de autor.

De indudable filiación saeriana como el propio Premat refiere en la introducción, el texto no sólo aprovecha algunas conclusiones expresadas en su anterior libro ?La dicha de Saturno. Escritura y melancolía en la obra de Juan José Saer?, sino que además asedia ciertas constantes que importan por un lado la insistencia de los escritores a inscribirse dentro de una tradición y al mismo tiempo a destacar la fuerte dimensión negativa del sujeto que escribe, como si el escritor no fuera nada ni nadie.

La ilusión biográfica y la ficción de autor son los ejes sobre los que Premat elabora su hipótesis que no se fija en ese ?ya sabido? que postula que las figuras de autor son construcciones ficcionales, sino que indaga cómo es posible encontrar las trazas a lo largo de todo un proyecto literario, finalmente es el texto el que da cuenta de una figura de autor. Así la elaboración de la obra corre en paralelo a la construcción esa figura cuya muerte fue decretada por Barthes hace 40 años pero que regresa de otro modo, como bien señala Martín Kohan, no hay un regreso a la dimensión de autor de la que también se ocupó Foucault (?función escritor?) sino que el retorno a la indagación de esas figuras supone ver a los autores con las heridas de su rendición.

Borges decía que Macedonio profería una frase fantástica y se la atribuía a otro, esa condición que podía ser imputada a la humildad tal vez fuera el germen de la propia negación, una construcción hecha de negatividad, pero que al cabo, deja sus rastros.

Premat, nos lleva a repensar la construcción de los linajes y las tradiciones y nos cambia el eje, ya que si la autocanonización de Lugones es un punto de partida para pensar cómo el resto se construye en tanto autor, fracasada la operación lugoninana de constituirse en el patriarca, sigue configurando un punto de referencia para los que llegando después se construyen, análogamente a su proyecto literario.

Premat a despecho, tal vez, de su voluntad construye un canon. En él se proyecta el oximorón que Juan José Saer heredó de Macedonio ?no puedo narrar, entonces narro? y cuando el proyecto que parte de la negatividad, se consuma, los sesgos de ese héroe sin atributos, producto de la negación misma, nos susurran una figura de autor.

Publicado en Leedor el 26-05-2009