Maneries

0
11

Maneries es un gesto de la danza en la Argentina que intenta estrechar lazos entre lenguaje práctico y teórico desde el campo de la performance.
Un cuerpo que en la soledad de la escena se vuelve pequeño y casi invisible debido a la escasez de luz. Y en la penumbra, movimientos inperceptibles aproximan a la protagonista hacia la mirada focalizada del espectador que, inquieto, tan sólo percibe la dilatación de un tiempo escaso y a la vez eternamente uniforme.

Simplemente la quietud logra la sensación de suspenso frente a la necesidad de que algo en la escena cambie y quiebre definitivamente esa atmófera.

De repente, pequeñas partituras de movimiento siguen el juego que la música en vivo dispone, y así Maneries alterna durante una hora y media entre la quietud extrema y la efusividad del movimiento.
La nueva obra de Luis Garay elige que la danza se mire el ombligo a partir de un trabajo que pretende ser metareflexivo.

De esta manera, la performer Florencia Vecino se pespoja de toda subjetividad para hacer de su cuerpo un signo en la escena donde el movimiento puede solamente referirse a si mismo anulando la posibilidad de otra búsqueda referencial.

La descomposición del movimiento en sus partes mínimas para luego combinarlos y formar una secuencia continua, es la estrategia elegida para plantear si el trabajo metareferencial es hablar del movimiento en sí mismo o si ese mismo movimiento nos está hablando a nosotros. Pero este planteo estético y filosófico tiene como contrapartida la repetición y uniformidad y por esa razón la dilatación temporal.

Igualmente Florencia Vecino puede desplegar su potencial a nivel técnico y gestual llenando completamente la inmensidad de la escena.

Maneries es un gesto de la danza en la Argentina que intenta estrechar lazos entre lenguaje práctico y teórico desde el campo de la performance. Y esta busqueda encierra una gran paradoja, ya que si bien abre caminos a la exploración estética al mismo tiempo hace de la danza un espacio cerrado para un público de entendidos.

Publicado en Leedor el 18-05-2009