Wendy y Lucy

0
13

Justificada y oportuna inclusión en el BAFICI de esta película norteamericana independiente. La primera función de ?Wendy y Lucy? en el BAFICI no contó con la presencia de Kelly Reichardt, su realizadora, pese a que su obra completa es objeto de uno de los ciclos retrospectivos del Festival. La ausencia de la directora no debería desalentar a quienes se interesen en su filmografía dado que ella estará presente el jueves de la semana que viene a las 19 horas en ocasión de la presentación de un libro sobre su obra.

Por otro lado ?Old Joy?, su segundo largometraje, formó parte de la Selección Oficial Internacional del 9º BAFICI en el 2007 y se podrá ver nuevamente en la presente edición (Retro Reichart).

El opus tres que ahora nos ocupa permite apreciar un gran crecimiento artístico, cuando se lo compara con la obra inmediatamente anterior. Ambas comparten haber sido filmadas en el mismo estado de Oregon, privilegiar los paisajes rurales y exhibir características comunes que justifican plenamente se las catalogue como películas independientes.

Los personajes centrales pertenecen ambos al género femenino, pero mientras que Wendy es interpretado por la cada vez más frecuentemente vista Michelle Williams, la de Lucy seguramente será su primera y última actuación. Señalemos que en el caso de esta última se trata de una perra muy fotogénica y extremadamente cariñosa, sin preocupaciones en cuanto a su futura carrera cinematográfica. En cambio, la joven actriz que fue pareja de Heath Ledger y madre de su hija, ha sido vista en los últimos años en la premiada ?Secreto en la montaña? y también en ?I?m not There? y ?El engaño?.

?Wendy y Lucy? es una película de climas que se inicia cuando la protagonista decide emprender junto a su perra un viaje hacia Alaska, un lugar que parece ejercer cierto magnetismo entre los jóvenes americanos. Algo similar, aunque con distinto desenlace, le pasaba al personaje principal de la maravillosa ?Into the Wild?, dirigida por Sean Penn en el 2007 y no estrenada en los cines en nuestro país.

Pero en el caso de Wendy una serie de contratiempos demorarán su partida hacia el ?norte? y la distanciarán de Lucy, su fiel compañera. Es notable como una trama tan sencilla logra enriquecerse, gracias a la mano segura de la directora. Con apuntes certeros muestra a una serie de personajes secundarios, algunos dignos de aprecio como un cuidador callejero y otros despreciables como el dependiente de un pequeño supermercado.

Los múltiples premios, especialmente de círculos de críticos de los Estados Unidos, aparecen como un justo reconocimiento a una pequeña gema, que se disfruta del inicio al fin en los apenas ochenta minutos de su ajustada duración.

Publicado en Leedor el 27-03-2009