Casate conmigo otra vez

0
13

Comedia subvalorada que permite pasar momentos divertidos con múltiples referencias al psicoanálisis
Inevitablemente quien vea ?Cásate conmigo otra vez? (?Ira & Abby?), poco inspirado título local al que una alternativa como ?Divórciate otra vez? hubiese hecho más justicia, pensará enseguida en Woody Allen. Incluso el hecho de que Chris Messina (Abby) sea además uno de los protagonistas de la inminente ?Vicky Cristina Barcelona? hará aún más fuerte esa vinculación. En verdad su personaje tiene más de un punto de contacto con los que abundan en las obras del director de ?Match Point?, tales como la inseguridad y la hipocondría. Pero sería injusto acusar de plagio al guión de Jennifer Westfeldt, quien además se reserva el rol central femenino, interpretando a una Abby, que es la antítesis del torturado personaje masculino. No extrañará entonces que a los pocos minutos de iniciado el film y luego del encuentro en un gimnasio, sea ella la que proponga el casamiento.

Lo que enriquece a esta comedia, en una semana donde predominan los films violentos (?Rocknrolla?, ?Planet Terror? ?El engaño?), son las relaciones que se establecen entre padres muy diferentes, según del lado que provengan. Los de Abby son ambos analistas, y no terapistas como se esfuerzan en aclarar, ya que sólo ?escuchan? a los pacientes. Los de ella son más simples, pero por ser polos opuestos habrá atracción entre dos de los consuegros.

Habrá una escena sumamente divertida en la que se reunirán padres e hijos junto a una media docena de los analistas que han tratado en algún momento a la familia de Ira. Varios secundarios enriquecerán la trama sobre todo aquellos que tienen que ver con el pasado de Abby, que su joven marido descubrirá luego de casado. Otra escena lograda es la que transcurre en el subterráneo de Nueva York, al ser atracados varios pasajeros por un joven con un arma. Allí el protagonismo de la chica alcanzará un pico, mostrándola como alguien con un espíritu por encima de lo habitual. Cabe afirmar que la actriz y guionista demuestra tener un ?ángel? poco habitual y es de lamentar que no actúe más a menudo. De hecho en Argentina es casi desconocida, salvo en otro anterior doble trabajo en la aun más lograda ?Besando a Jessica Stein?, donde interpretaba al personaje que daba nombre al film.

?Cásate conmigo otra vez? no es una gran película y tiene en su contra no contar con nombres conocidos ya que tanto su director como actores principales son virtualmente desconocidos. Sin embargo acumula méritos suficientes como para haberla seleccionado entre los estrenos de esta semana.

Publicado en Leedor el 12-12-2008