Che, El Argentino

0
8

Despojada casi de música, con un curioso uso del castellano, muestra de una impecable reconstrucción, la pelicula de Soderbergh es una de las películas destacadas del año.Derribando al Mito

Un verdadero revolucionario tiene que estar siempre donde se le necesite aunque no sea directamente en el combate. Ernesto ?Che? Guevara.

Steven Soderbergh es uno de los directores más prolíficos de Hollywood. Se puede pasear por todos los géneros a sus anchas. Juntarse con Clooney y Pitt filmando ?La Gran Estafa? y sus secuelas (aunque incomparable con la original ?Once a la Medianoche?, una joyita con el Rat Pack: Sinatra, Martin, entre otros)

Tomando el mito de Ernesto ?Che? Guevara, Soderbergh logró dejar de lado los ya reconocidos gorro, bandera y bincha y adentrarse en una detallista reconstrucción intelectual sobre la revolución cubana.

Concebida como una película de cuatro horas, finalmente fue estrenada en todo el mundo en dos partes (la segunda se llama ?Guerrilla? y llegará a inicios de 2009 al país).

Contada a través de varias líneas temporales entre 1955 y 1964, la cinta mezcla la planificación de la idea de la revolución en México, donde El Che conoce a Fidel Castro, la dura y larga batalla contra la dictadura de Batista y el discurso ante las Naciones Unidas, mechada con una entrevista que el por entonces ministro de Industria dio en Nueva York en 1964.

Pese a que ciertos medios críticos han protestado por el uso de diversos acentos, lo importante fue el osado uso del castellano para esta producción que no buscó en el inglés el destino comercial de la misma pese a una inversión de 65 millones de dólares.

Si no hubiese existido el gran film de Oliver Stone ?JFK? y su mezcla sobre documental ficcionado y no tanto, posiblemente Soderbergh no hubiese realizado las interesantes imágenes en Nueva York de tonos granulados ? usados ya en ?Traffic?? donde se percibe el clima hostil de la Guerra Fría, el bloqueo a Cuba y la crisis de los mísiles soviéticos.

Aunque el film está apoyado en un elenco importante de artistas latinos, el que se destaca es Benicio de Toro, como El Che, que también fue productor de la película. Su labor es impresionante en todas las facetas que le han tocado. Por el mismo en mayo pasado obtuvo la Palma de Oro al Mejor Actor en el Festival de Cannes.

Jon Lee Anderson, el detallista escritor norteamericano que fue el único que tuvo acceso a los archivos del gobierno cubano y que publicó una biografía sobre El Che, fue uno de los consultores argumentales de la película. Despojada casi de música, otro acierto, salvo en algunos momentos de acción y suspenso como la toma de Santa Clara, el último bastión antes del arribo a La Habana, cuentan los créditos con un exquisito tema de Silvio Rodriguez llamado ?Fusil contra Fusil?.

Con alguna dosis de humor entre tantos años de tensión, con un verde impresionante de la Sierra Maestra y con una impecable reconstrucción que la aleja de la complicidad fácil, ?Che, el Argentino? es una película para destacar en este año que ya va llegando a su fin.

Publicado en Leedor el 16-11-2008