Manuale d´Amore

0
5

Tercer estreno italiano al hilo, más un producto de la casualidad de la programación que de una tendencia en nuestras pantallas
Con la presentación de ?Manuale d?amore?, del hasta ahora desconocido Giovanni Veronesi (éste es su octavo largometraje), la cinematografía italiana experimenta en nuestras latitudes lo que seguramente será un fugaz renacer. En efecto, con los estrenos de los dramas ?Mi hermano es hijo único? y ?Mundo nuevo? la semana pasada y la comedia que ahora nos ocupa se produce un hecho poco frecuente. Hacía mucho tiempo que no se daba la situación de tener simultáneamente en cartel tres novedades de esa procedencia, más un producto de la casualidad que de una verdadera tendencia.

La otra curiosidad se refiere a que, en esta oportunidad, se ha preferido retener el título original pese a que hubiese sido muy fácil traducirlo al español En verdad el ?manual? no es más que un conjunto de sketches o episodios, un tipo de construcción que era muy frecuente hace tres a cuatro décadas, con grandes especialistas como Dino Risi, Mario Monicelli o Nanni Loy. Lo curioso es, que en esta oportunidad, algunos de los intérpretes masculinos son también directores de cine populares en su país pero con filmografía virtualmente desconocida acá. Es el caso de Sergio Rubini que protagoniza el segundo episodio con la popular Margherita Buy, a la que dirigió en cuatro películas, ninguna estrenada localmente. La actriz es seguramente, junto a Monica Belluci, la que más hemos visto durante toda esta década con títulos memorables como: ?Fuera del mundo?, ?El hada ignorante?, ?El día más bello de nuestras vidas?, ?Caterina en Roma?, ?El caimán? y ?La desconocida?.

El primer episodio reúne a dos jóvenes intérpretes: Silvio Muccino (hermano menor de Gabriele) y la bonita Jasmine Trinca (?La habitación del hijo?, ?La mejor juventud?), siendo por otra parte el único donde predomina el enamoramiento y optimismo en la relación de pareja.

El tercero es quizás el más ácido con una mujer policía, la desagradable Luciana Littizetto, cuya venganza es feroz. El cuarto y último es más convencional y algo extenso con algunas situaciones cómicas que le toca vivir a un juez personificado por Carlo Verdone, otro realizador muy popular aunque poco conocido en Argentina.

Como ocurre a menudo con los films en episodios o capítulos el conjunto no destaca por su genialidad pero tampoco resulta totalmente despreciable. Se trata del justo término medio, ideal para un público menos exigente cuyo objetivo es pasar un rato amable, que seguramente conseguirá con este ?Manuale d?amore?

Publicado en Leedor el 26-09-2008