Diagnóstico: rotulismo

0
23

Se reestrena en Puerta Roja y aprovechamos para sortear dos entradas para este viernes. Registrate y participá!!De patologías lingüísticas: libidinales, sociales.

Se reestrena en Puerta Roja y aprovechamos para sortear dos entradas para este viernes. Registrate y participá!!

Un cuadrado. Un espacio cuadrado. Misma distancia de cada lado: un cuadrado. Ni a la romana, ni a la griega. Ni un rectángulo, ni un semicírculo: un cuadrado. Una simetría espacial, deviniendo (construyendo) simetría jerárquica: toda una política representacional, toda una representación política, de ?lo político?.

La distribución del espacio, como materialización (y metáfora) de un emplazamiento de poder dado. A una propuesta distributiva, se le contrapone (complementa) una asimétrica. La figura del ?profesional? la sustenta. Y se dirime en el etiquetamiento, la clasificación. La relación médico/paciente como metáfora de relaciones de poder extendidas. Formas de control, de dominio, solapadas (constituidas) en un ?decir? legitimado/naturalizado. Y una contemporaneidad, en la que la disputa (la relación: con el otro, con uno) deviene esquizofrenia, escisión (de uno, de los otros), configurando una alienación capitalista de nuevo tipo, terminal.

Diagnóstico: rotulismo. Y el cuerpo en tanto máquina. Máquina deseante, máquina obediente. El rol social sobredeterminando percepciones, afectos. Lo libidinal invistiendo a las máquinas sociales, engendradoras de sujetos sujetados a una (sobreestimulada) autodeterminación (consumista) Una mujer, dos hombres. Médico/paciente. Máquinas en funcionamiento perpetuo y disfuncional. Anverso y reverso. La sorda relación de las máquinas. Funcionamientos externos, de interioridad culpógena. La histeria ensimismada en fluir trágico, (auto) destructivo.

Diagnóstico: rotulismo. Y el nombrar se vuelve síntoma (configurando una patología, -re-produciendo una relación de poder) Rotular el rótulo. Sobredeterminar la asimetría. Una mesa que separa. Un ?decir? legitimado/legitimante que también: separa y construye. No todos pueden decir, señalar, nombrar. Y en esa posibilidad, el karma esquizofrénico, la trampa (neo) capitalista. Mi libertad (de desear) maquinizada, automatizada, preestablecida, obligada. Competencias perpetuas con ese otro (abstracto) que creo ver/tocar. Máquinas con máquinas, y una tarta de jamón y queso, y un vino, y la noche, que desarticula lo previsto, el mandato. Y un bajar la guardia para volver a empezar.

“DIAGNÓSTICO: ROTULISMO”
En Ciudad Cultural Konex
El jueves 11 de octubre comienza en Ciudad Cultural Konex -Sarmiento 3131- la obra Diagnóstico: Rotulismo de Maximiliano de la Puente, ganadora del Primer Concurso de obras teatrales de Konex-Argentores en el año 2005, los días Jueves de octubre y de noviembre a las 21:00 horas.
Con dirección y puesta en escena de Carolina Zaccagnini y Maximiliano de la Puente, la obra relata la historia de dos pacientes que sufren una enfermedad lingüística, de origen desconocido: el rotulismo. Ambos son atendidos por la misma profesional: una mujer muy seductora. La cura jamás tendrá lugar. Los límites entre lo personal y lo profesional se borran en esta sesión interminable.

Publicado en Leedor el 18-10-2007