La era de Rodin

0
31

Cincuenta y dos obras del Museo Soumaya de la ciudad de México, diez y nueve del Museo de Arte de Ponce en Puerto Rico y dos del Museo Nacional de Arte Decorativo de Buenos Aires forman la extraordinaria exposición del Museo de Arte Decorativao.Museo Nacional de Artes Decorativas
Av. Del Libertador 1902- Buenos Aires.
Martes a domingo de 14 a 19 hs.
Hasta el 14 de setiembre de 2008.

En el Año Interamericano de los Museos, la muestra ?La Era de Rodin? es una exposición itinerante de escultura francesa del siglo XIX que reúne cincuenta y dos obras del Museo Soumaya de la ciudad de México, diez y nueve del Museo de Arte de Ponce en Puerto Rico y dos del Museo Nacional de Arte Decorativo de Buenos Aires.

La muestra, cuya denominación alude a la duración y características de cierto tiempo de la creación artística transcurrido alrededor de la figura del escultor Auguste Rodin (1840-1917), incluye obras de Louis Ernest Barrias, Emile-Antoine Bourdelle, Jean Baptiste Carpeaux, Albert Ernest Carrier-Belleuse, Camille Claudel, Charles Cordier, Alexandre Falguière, Juan León Gerôme, Hiram Powers, Pierre Auguste Rendir.

Nos recibe ?La edad de bronce? (1875-76) ubicada en un lugar privilegiado del hall como lo es la cima de la escalera de entrada. Esta escultura, -del patrimonio de la colección del Museo Soumaya- fue concebida por Rodin, luego de un viaje a Italia en el invierno de 1875.

Está realizada en talla natural y se cree surgió como producto del encuentro y observación de las esculturas de Miguel Angel, en el lugar original para el que fueron realizadas. Asimismo es aquí donde Rodin encara la escultura por planos y logra expresar en una síntesis la presencia de la naturaleza y la influencia del Renacimiento italiano. La figura de pie presenta una unidad dinámica opuesta a la estabilidad griega clásica. Encontramos aquí una postura formada por el movimiento del cuerpo, pero también por la presencia de los músculos en tensión.

También de Rodin es ?Las bendiciones? (1894) un bronce con pátina café y verde donde se observan dos personajes entrelazados por sus alas en una actitud de abrazo.

Entre otras obras, resultan destacables los estudios de manos realizados por Rodin, algunas veces como previos a los de algún personaje a esculpir y otras aceptadas como esculturas finales para su exhibición. Entre ellas la ?Gran mano crispada?(1885) un bronce con pátina negra y verde que impresiona por la fuerza de los dedos.

También pueden observarse en esta temática la ?Mano de pianista?(1885) de dedos finos y extendidos pero principalmente las dos manos que forman ?La Catedral?(1908) que aparentan tocarse en los extremos como para formar una cúpula en un abierto simbolismo común a la época.

De todos modos llama poderosamente la atención, quizás por su conformación, la ?Cabeza colosal de Pierre de Wiessant?(1889). Se trata de un bronce con pátina café y verde, aportado por el Museo Soumaya, que colocado sobre un pedestal permite el desplazamiento del observador a su alrededor: el perfil de la cara rebasa con fuerza la expresión de la boca entreabierta y los ojos entrecerrados. Girando un poco, y vista la cabeza de frente, la expresión del rostro nos sugiere una actitud piadosa que contrasta con la anterior.

Discípula de Rodin fue Camille Claudel (1864-1943) que aquí esta representada por “El gran vals?(1895) en un tratamiento de la pareja que inicia la danza en un plano oblicuo. También en ?La ola?, donde una amenazante masa de agua como una gigantesca boca abierta trata de engullir a tres bañistas.

Merecerían ser apreciadas y comentadas muchas más obras y por ello invitamos a los lectores a concurrir a la muestra que está adquiriendo un suceso de público pocas veces visto. Aclaramos que la muestra se completa con la exhibición de esculturas pertenecientes al Museo de Arte Decorativo influenciadas por el arte de Rodin que se exhiben en sala aparte.

Publicado en Leedor el 1-09-2008