Harold Lloyd (II)

0
6

A propósito del ciclo que comienza el proximo 28 de julio en la Sala Lugones de Buenos Aires esta nota intenta aproximarse a ese hombre del traje gris.HAROLD LLOYD: EL HOMBRE DEL TRAJE GRIS

James Agree, en su ahora famoso ensayo Comedy´s Greatest Era, publicado en la revista Life el 3 de septiembre de 1949, pasa revista a los cómicos de la era silente y distingue en especial a cuatro: Charles Chaplin, Buster Keaton, Harry Langdon y Harold Lloyd. Según Agee, este último dependía más de la historia y de la situación que los otros. Sus películas irradiaban una extraversión inusual y se hallaban más próximas a las vicisitudes de la vida común. En palabras de Agee: ?Si la mejor comedia comprende algo que va más allá de la risa, Lloyd no era un gran comediante. Si en cambio la risa llana es válida como criterio, poca gente lo ha igualado y ha conseguido derrotarlos a todos?.

La opinión de Agee, como la de cualquiera, puede ser en extremo subjetiva. El hecho que Lloyd palideció con los años frente a Chaplin y a Keaton por razones a veces extracinematográficas en las que la política tuvo mucho que ver. Así, en 1952 se le otorgó un Oscar honorario no sólo por sus méritos cinematográficos sino porque era un buen ciudadano. En ese año de 1952 Estados Unidos se hallaba aún persistiendo en la caza de brujas. Hemos leído verdaderos panfletos en contra no tanto de Lloyd sino del personaje que él creara. Es, sin duda, el americano promedio, el hombre del traje gris que triunfa sobre cualquier adversidad siempre dentro de los límites preestablecidos. No hay nada en él que subvierta el orden al que ha sido condenado.

Es típico el gag de SAFETY LAST o EL HOMBRE MOSCA (1923) en el que cae enredado en una cancha de tennis, a continuación llueve pochoclo sobre él y las palomas se aprovechan al máximo de la situación. No hay nada de sobresaliente en este hombre flaco y de anteojos ?eran falsos, ya que no tenían vidrios para evitar el reflejo de los focos-. Harold Clayton Lloyd nació el 20 de abril de 1893 en Burchard, Nebraska y luego de algunos contactos con el teatro se inició como extra en la Universal en una serie de westerns. Uno de sus compañeros era Hal Roach, quien luego de heredar unos cuantos miles de dólares comenzó a producir sus propias películas.

Como Roach le pagaba solamente cinco dólares por semana, Lloyd se fue a trabajar con Max Sennett. Sin embargo, al poco tiempo regresó con Roach e iniciaron una serie de cortos en los que el actor, como Luke the Fluke, imitaba a a la sensación del momento, es decir, a Charles Chaplin. Luego de más de sesenta cortos Lloyd decidió que no quería seguir imitando a nadie ?ni siquiera a un genio como Chaplin?, según sus propias palabras. Su personaje, el que sería definitivo, asomó en un rollo titulado POR SOBRE EL CERCO en 1917.

Hacia 1921 ya asombraba con sus proezas en NEVER WEAKEN, hazañas peligrosas que el mismo Lloyd realizaba. Ya en 1919 había perdido dos dedos de su mano derecha al explotar una bomba que estaba siendo utilizaba para prender un cigarrillo. Había llegado a tener un equipo de seis gagmen que lo acompañaron durante casi toda su carrera en los años 20. En el ciclo que se ofrece en la Sala Lugones hay varios clásicos imperdibles como el ya mencionado EL HOMBRE MOSCA, GRANDMA´S BOY (1922), GIRL SHY (1924) y, entre otras, THE FRESHMAN o EL NOVATO (1925).

Los años 20, los roaring twenties, la era Scott Fitzgerald, Zelda Sayre, el primer Hemingway, las extravagancias de Valentino y Gloria Swanson, los escándalos de Hollywood, el charleston, no fueron digeribles luego del crack de la bolsa. De los cuatro comediantes mencionados por Agree en su ensayo solamente Chaplin logró sobrevivir aunque no sin muchas dificultades. El público quería olvidar. Lloyd había construido un palacio renacentista de estilo italiano al que llamó Greenacres y allí se instaló con su mujer, la ex actriz Mildred Davis y sus tres hijos ?una de las dos niñas fue adoptada-. Varias series de televisión usarían en los años 70 Greenacres: CANNON, COLUMBO y hasta se rodaría allí un telefilm llamado DEATH AT LOVEHOUSE con Robert Wagner, Dorothy Lamour, Silvia Sidney y Joan Blondell. Era infaltable pasar frente a esa mole durante la visita guiada.

En 1929 comenzarían las desventuras de Lloyd cuando le agregó sonido a WELCOME DANGER que resultó poco menos que un fracaso. En aventuras sonoras posteriores, que el ciclo de la Lugones no exhibe, resulta evidente que el actor quería dejar al cómico de lado para transformarse en un intérprete adulto. Llegó a ser dirigido por Preston Sturges en 1947 en MAD WEDNESDAY o EL PECADO DE HAROLD DIDDLEDOCK -se puede conseguir en video o dvd-. No obstante, se sentía ya abatido incluso por problemas personales. Su mujer se había transformado en una alcohólica, su hijo había heredado la adicción y sus dos hijas se habían casado y divorciado. Una de ellas, Gloria, fue luego internada en un sanatorio para enfermos mentales en Suiza.

A Lloyd no le quedaba sino su trabajo: en 1962 compiló EL MUNDO DE LA COMEDIA DE HAROLD LLOYD y el buen recibimiento lo llevó a una segunda entrega a la que tituló EL LADO CÓMICO DE LA VIDA (1963). El 16 de agosto de 1969 murió su mujer luego de una oclusión coronaria y a Lloyd se le diagnosticó un cáncer avanzado en 1970. Murió el 8 de marzo de 1971. El suntuoso palacio renacentista fue vendido en 1975 al iraní Narolalah Afshani y fue puesto nuevamente a la venta en 1975. Un curioso colofón para Lloyd fue una evocativa película protagonizada por Dick Van Dyke en 1969 y titulada EL CÓMICO (Carl Reiner). En ella, Van Dyke rinde un homenaje explícito a Lloyd y titula una de las películas en las que el protagonista actúa, FORGET ME NOT.

Se dice que Van Dyke y Carl Reiner se habían inspirado en los últimos días de Stan Laurel. Sin embargo, ese muchacho torpe y alto, de ropa ajustada que aparece, se asemeja demasiado a Harold Lloyd. No estuvo nada mal el título de aquella película ficticia, porque FORGET ME NOT es algo que cualquiera de la época de oro de la comedia americana está más que pidiendo, exigiendo con todo derecho

Publicado en Leedor el 21-07-2008