Extranjera

2
10

“Ifigenia en Aúlid” de Eurípides adaptada al cine argentino.Sacrificio

En Extranjera, Inés de Oliveira Cézar (La entrega y Como pasan las horas) toma la tragedia griega “Ifigenia en Aúlid” de Eurípides y la reproduce libremente en tierras argentinas. Más precisamente en las sierras de Córdoba, aún cuando intencionalmente la directora juega con el no-lugar y el no-tiempo como afirmando que lo que allí ocurrirá es más bien patrimonio de la humanidad toda.

Extranjera se desarrolla en unas pocas horas, durante aquella parte del día en que el sol pega con más fuerza. Personajes de pocas palabras, mucha presencia femenina, animales y seres abandonados a su suerte intentando sobrevivir. El agua se convertirá pronto en el bien más deseado.

Carlos Portaluppi que hace las veces de Agamenón (y que, con una prominente carrera en cine, asume su primer protagónico) es la figura masculina de este mundo aislado, árido y rural, y todo gira en su entorno. Junto a él deambulan por escenarios desérticos, Eva Bianco (Clitemnestra), la bella Agustina Muñoz (Ifigenia), y el niño Agustín Ponce (hermano de Ifigenia).

La trama es mínima por lo que revelar algo (para aquellos que no conocen el clásico griego) sería como revelarlo todo. Largos silencios, parajes áridos, una familia intentando sobrevivir a las exigencias de la naturaleza. La tragedia de Eurípides como en tantos otros clásicos esconde las más potentes alegorías sobre la condición humana, aún así, en Extranjera nada de esa potencia se ve reflejada y la trama se diluye hasta un tibio final.