Triplete Documental

0
7

Estreno simultáneo de Café de los maestros, Puerta 12 y 1973, un grito de corazón y tres pasiones argentinas: el tango, el fútbol y la política.TRIDOCUMENTAL

Tres documentales sobre igual número de pasiones argentinas: tango, fútbol y política

A modo de cierre del primer semestre del año, se presentan este jueves simultáneamente tres atractivos documentales argentinos con lo que el número acumulado de films locales totaliza treinta y cinco, sobre un total de 140 estrenos en todo el semestre.

Este feliz evento se empaña en parte cuando se confronta el total de salas (una docena apenas) destinadas a este trío con las casi cien que ocupa por ejemplo ?Súper agente 86?, otro de los estrenos de la semana.

?Café de los maestros? de Miguel Kohan fue presentado en una función especial, y muy emotiva por cierto, del último Festival de Berlín con la presencia de su director y uno de sus productores (Gustavo Santaolalla). Dicho evento se cerró con la ejecución de algunos tangos por un grupo reducido de músicos que incluían a Marinero Montes, Aníbal Arias y al propio Santaolalla. Ahora llega a nuestras pantallas sorprendiendo al público local quien podrá comprobar que no falta prácticamente nadie. Se escuchan los testimonios y las interpretaciones de grandes maestros tales como Horacio Salgán, Leopoldo Federico, Ernesto Baffa, Alberto Podestá y Atilio Stampone. Entre los momentos más impactantes se encuentran los que nos regala una ?joven de 80 años?, nos referimos a Virginia Luque, y el ?Taquito Militar? que interpreta en el teatro Colón Mariano Mores. Hay también apariciones de algunas personalidades, como José Libertella y Lágrima Ríos, que lamentablemente ya no están entre nosotros y a quien se dedica este imperdible documental de una de las grandes pasiones argentinas y, porque no, del resto del mundo.

Y del tango pasamos al fútbol, aunque ?Puerta 12? de Pablo Tesoriere no está pensado como un repaso de momentos emotivos de este deporte, sino de uno de los más trágicos que se recuerdan en nuestro país. Nos referimos a lo ocurrido el 23 de junio de 1968 (justo 40 años), que este cronista difícilmente pueda olvidar ya que estaba en la cancha de River en momentos del trágico episodio. Al finalizar empatado el partido entre el equipo local y su tradicional rival, se produjo una aglomeración en una de las puertas por donde salían los hinchas visitantes. Murieron, casi todas por asfixia, 71 personas cuyos nombres y edades (en su mayoría muy jóvenes) respetuosamente se muestran al final del film. El paciente trabajo de Tesoriere, pariente de un famoso arquero de Boca, no conduce a una única hipótesis de lo ocurrido lo que se puede entender por la época en que tuvo lugar. Gobernaba Onganía a quienes acompañaban los generales Iricíbar como intendente de Buenos Aires e Imaz como ministro del Interior y la libertad de prensa era restringida. Los numerosos testimonios (muchos estuvieron presentes ese día) que desfilan durante los noventa minutos que dura ?Puerta 12? dejan ex profeso más dudas que certezas en cuanto a si la puerta estaba abierta o no y si los molinetes habían sido retirados o contribuyeron a entorpecer el paso de la gente. No sabremos quizás nunca si fue la policía quien tuvo alguna responsabilidad a la salida de la cancha o si la desgracia se produjo por negligencia de algún empleado de River Plate. Pero la virtud del documental es que sirve para alertarnos sobre la violencia que hoy más que nunca existe en las canchas. Más de un espectador sentirá estupor en el momento en que la película hace mención y grafica un cartel en una tribuna cuyo infame texto contenía la siguiente frase: ?Puerto 12: un grato recuerdo?

El tercer documental estrenado esta semana se refiere a un fenómeno político y social, abordado por nuestro cine desde muy diferentes ángulos. Su título ?1973, un grito de corazón? combina un año que los argentinos difícilmente podrán olvidar con una estrofa de la marcha del movimiento popular que impulsó Juan Domingo Perón durante treinta largos años hasta su muerte. La directora Liliana Mazure no oculta en ningún momento su filiación y simpatía política y su obra es por momentos didáctica y por otros militante. Desfilan los testimonios de algunos de los principales líderes de la agrupación Montoneros (Juan Manuel Abal Medina, Vaca Narvaja, Perdría, etc) bien complementados con imágenes de noticieros de la época. Quizás lo más flojo sean las teatralizaciones que realizan actores, en su mayoría muy jóvenes, de personajes conocidos y estereotipos. Hay mucha información, alguna bastante conocida, como la inevitable referencia a la masacre de Trelew. Información necesaria aunque ya cubierta en el insuperable testimonio que brindara la directora Mariana Arruti. Liliana Mazure, la flamante presidenta del INCAA, seguramente no tendrá por el momento tiempo para filmar otra película. Lo que se puede desear es que cuando lo disponga nuevamente prepare una continuación que analice lo acontecido a partir de mediados de 1974 y especialmente durante la segunda mitad de la década del setenta. Contribuirá así a completar este documento, que abarca una época de gran euforia pero a la que acechaban densos nubarrones, que algunas imágenes de ?1973, un grito de corazón? ya permiten vislumbrar.

Publicado en Leedor el 27-06-2008